SALTA (Agencia). Una mujer identificada como Valeria denuncia permanentes intimidaciones, amenazas y agresiones por parte de otra mujer, que intenta convencer a su ex y actual esposo de Valeria para que reanuden su relación.
Lo extraño y patológico de la situación de violencia que padece la joven tartagalense de 25 años es que la agresora, un empleada administrativa de la Municipalidad de Tartagal, cuando la hostiga por estar en pareja y conviviendo con el policía, con quien quiere reanudar la relación, está acompañada de su marido. Valeria hizo varias denuncias pero no consigue que la Justicia le imponga restricciones a la pareja para que no vayan a su domicilio, sobre todo cuando está sola.
También se supo que la supuesta agresora, al no poder convencer al uniformado que acepte reanudar la relación, lo denunció por supuesta violencia de género.
Valeria recordó: "El 30 de diciembre estaba conversando en la plaza con dos amigas y mi marido pasó haciendo un patrullaje de rutina. Ni me imaginaba que esta mujer, de nombre Carla, estaba al frente en una confitería. Comenzó a mandarme mensajes insultándome y amenazándome con golpearme y a la vez le enviaba mensajes a mi marido pidiéndole que pase a buscarla. Yo recién me enteré cuando mi esposo llegó a casa y le conté lo que esta mujer había hecho".
Al otro día la situación empeoró. "Estaba durmiendo cuando la mujer comenzó a arrojar piedras, mi esposo salió y la mujer le pidió que volviera, mientras mi esposo le decía que se fuera", dijo.
"Violencia de género"
Valeria volvió a recordar otra desagradable situación. "Hace algunas semanas iba junto a una amiga manejando el auto de mi esposo, cuando un auto se cruzó. Conducía el marido de esta mujer y ella iba al lado. Comenzó a insultarme y a amenazarme de muerte, con mi amiga de testigo nos dirigimos hacia la comisaría 45 a realizar la denuncia".
"Le avisé a mi esposo de lo ocurriod y fuimos a hablar con ellos. Llegamos a esa casa y cuando salió esta mujer y la madre, mi esposo le pidió hablar con el marido. Él no entiende cómo su pareja se puede prestar a estas escenas y quería hablar sobre eso, de hombre a hombre. La reacción de esta mujer fue denunciarlo por supuesta violencia de género".
Respecto a la indiferencia judicial, Valeria sostuvo: "La Justicia no me escuchó y estoy expuesta a que me hagan cualquier cosa cuando estoy sola. A ella sí la escucharon y mi esposo hoy tiene consecuencias graves en su trabajo. Quiero que se investigue lo que realmente sucede y que la Justicia les prohíba acercarse a nosotros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...