El presidente estadounidense Donald Trump firmó ayer dos decretos para revertir la reforma financiera impulsada tras la crisis de 2008 por su antecesor, Barack Obama, los cuales necesitarán ser respaldados en el Congreso para su confirmación.
"Hoy estamos firmando los principios básicos de regulación del sistema financiero de Estados Unidos", dijo Trump, antes de firmar los documentos para revertir la Ley Dodd-Frank, que monitorea las prácticas de los bancos y de las entidades financiera.
La norma fue aprobada en 2010 para promover la estabilidad financiera, luego de la grave crisis económica de 2008, la más profunda que vivió el país desde la de 1929.
"Tenemos una necesidad desesperada para reformar cómo nos enfrentamos a la regulación financiera (...). La ley Dodd-Frank es una política desastrosa que está entorpeciendo los mercados y reduciendo la disponibilidad de crédito", aseguró el portavoz presidencial, Sean Spicer.
Los decretos, que revertirán unas medidas dirigidas a proteger a los contribuyentes de los costos del rescate a las entidades financieras y de las prácticas abusivas de esas instituciones, fueron firmados por Trump luego de una reunión con representantes de la banca JP Morgan, de General Motors y de General Electrics, entre otros.
"Hay mucha gente, amigos míos, que tienen buenos negocios y no pueden pedir dinero prestado debido a las normas y regulaciones de Dodd-Frank", aseveró Trump al comienzo de la reunión con los empresarios.
Imponen sanciones a Irán por prueba de misiles
Por otra parte, Trump impuso ayer sanciones económicas a "múltiples individuos y entidades" de Irán, en respuesta a su reciente prueba de un misil de medio alcance.
En concreto, las sanciones se dirigen a 13 individuos y 12 entidades relacionados con el programa de misiles balísticos de Teherán.
"El continuado apoyo de Irán al terrorismo y desarrollo de su programa de misiles balísticos supone una amenaza a la región, a nuestros socios en todo el mundo y a Estados Unidos", explicó John Smith, el director interino de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Tesoro, en un comunicado oficial.
El domingo pasado, Irán realizó una prueba de un misil de medio alcance que explotó, tras recorrer unos 1.000 kilómetros, y despertó las alertas por parte de EEUU.
Antes de conocerse esta nueva ronda de sanciones, Trump alertó a Irán que "está jugando con fuego".
En un mensaje en su cuenta de la red social Twitter, Trump acusó a Irán de no haber agradecido lo "considerado" que fue su antecesor en el cargo, Barack Obama, con el régimen iraní, con el que la comunidad internacional firmó un acuerdo nuclear.
El magnate republicano dijo en la misma red social que Irán debería estar "agradecido" por el "espantoso" acuerdo nuclear firmado y recordó que ese país ha sido puesto "sobre aviso" por su reciente prueba de un misil de medio alcance.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...