En octubre de 2016 se conocía que Jujuy era la ganadora de la licitación convocada por el Ejecutivo nacional para la generación de 300 Mw de energía fotovoltaica, para lo que se previó la construcción de una planta de energía solar en el salar de Olaroz-Cauchari, al suroeste del departamento de Susques.

Fueron muchos equipos del Gobierno de Jujuy los que trabajaron en los proyectos. La planta solar fue gestada por profesionales locales del Ministerio de Infraestructura, Servicios Públicos, Tierra y Vivienda y su Secretaría de Energía, con la gestión y generación de lazos societarios de Jujuy Energía Minera Sociedad del Estado (Jemse).

Recientemente, la Dirección Provincial de Vialidad culminó la apertura de los caminos que permitirán la construcción de la planta y su conexión con las comunidades cercanas.

De esta manera, Cauchari, el proyecto de energía renovable más grande de la provincia y la región transita sus tramos finales previos a la concreción de las obras específicas de la planta fotovoltaica que permitirá a Jujuy la generación y venta de energía limpia al sistema interconectado nacional, generando 600 puestos de trabajo de forma directa y cientos más por actividades relacionadas.

Los paneles solares previstos para Cauchari I, II y III -proyectos de 100 Mw cada uno, que conformarán la planta solar- se asentarán sobre una superficie de 600 hectáreas en la zona sur del salar de Olaroz-Cauchari, ubicado a 4 mil metros de altura sobre el nivel de mar, e ingresarán, provenientes de China, por el puerto chileno de Antofagasta.

Para la construcción de la planta hubo que planificar la logística y el territorio, motivo por el que las distintas áreas del Ministerio de Infraestructura involucradas generaron trabajos integrados que contaron con la participación de comunidades y de las empresas proveedoras comprometidas.

Se generaron una serie de reuniones en la zona, como también trabajos de mantenimiento de la red vial que conduce a la localización y apertura de un nuevo camino que conducirá de forma directa a la planta y de otros que conectarán estratégicamente a los pueblos con el proyecto.

Mejoras y ampliaciones viales

Para poder acceder a la zona donde se instalará la planta solar, en febrero Vialidad se hizo cargo de las obras del nuevo trazado de la ruta. Durante 75 días corridos de forma ininterrumpida trabajó para lograr una ruta con una extensión de 53 kilómetros sobre la falda del cordón este del salar Olaroz-Cauchari, a los efectos de de evitar la incidencia de la sal sobre los terraplenes y la vida útil del camino. 
Es una de las obras de mayor envergadura que llevó adelante Vialidad Provincial, creando un nuevo camino denominado ruta provincial 70B, que complementa a la actual ruta provincial 70A, que es la que conecta la ruta nacional 52 con la localidad de Catua. La 70B fue considerada como la más apropiada porque acorta las distancias para poder acceder al predio de la planta fotovoltaica. 
La nueva alternativa vial permitirá la logística óptima para el ingreso de transporte pesado procedente de Jama al sector donde se ubica la planta.
De este modo, el proyecto tiene previsto diferentes vías de ingreso para superar cualquier contingencia climática, contando con alternativas en excelentes condiciones de transitabilidad.
La ruta de acceso a la planta actualmente cuenta con características específicas, como tránsito particular restringido, ya que tiene que posibilitar con adecuados niveles de servicio y estándares de seguridad vial durante todo el proceso de construcción de la planta, garantizando las mejores condiciones de tránsito a las unidades de tipo pesado que llegarán a la planta, calculadas en aproximadamente 3000 vehículos transportando los paneles y el material importante. 
Para contar hoy con el camino que permite la construcción de la planta Cauchari, Vialidad trabajó bajo parámetros de diseño formulando un proyecto con un ancho de calzada de 7.30 metros, con banquinas adecuadas para poder soportar esta carga de tránsito.
Para la realización de los trabajos se dispusieron 22 equipos de Vialidad, consistentes en topadoras, motoniveladoras, cargadoras frontales, camiones, bateas, rodillos compactadores, camiones regadores y los módulos de albergue donde se hospeda el personal afectado a las tareas. Cabe destacar el total del personal afectado, en este caso 30 operarios, pertenece a la planta de Vialidad y la obra se ejecutó 100% por administración, con recursos del Gobierno provincial, gracias a la adquisición de maquinaria en 2016 y la capacitación del personal. 
También, se está trabajando en el mejoramiento de un camino de herradura que conecta la localidad de Pastos Chicos con la ruta provincial 70B o nuevo camino a Cauchari, lo que generará una vía de comunicación de las localidades sobre la ruta nacional 40 como Puesto Sey, Huancar, Aguas Calientes. Con las tareas de montaje y construcción de la planta se propiciará una reactivación en la zona. 

Planificación territorial y urbana
El proyecto Cauchari, que obtuvo la mejor calificación en materia técnica y de cotización, contemplando un costo de 60 dólares por Mw, tiene también otra arista importante. Es un proyecto verde y de influencia en las comunidades de la zona que verán incrementada tanto su población como sus posibilidades de actividades productivas. Para que el proceso sea sostenible y transitado en clave de futuro, se analizó en profundidad y se decidió sobre una planificación territorial y urbana que permita brindar equilibrio y seguridad en la capacidad de vivienda y servicios de las comunidades ante la demanda que generará la planta.
Las reuniones desde el inicio del proyecto entre equipos técnicos de la Secretaría de Energía del Ministerio de Infraestructura y las comunidades fueron múltiples, especialmente con las de Huancar, Pastos Chicos y Puesto Sey, que serán receptoras y proveedoras en este mega emprendimiento de Cauchari. Desde la cartera a cargo de Jorge Rizzotti, se está generando el plan integral de mejoramiento urbano, que incluye la incorporación de servicios básicos como redes de agua, cloacas y energía, y a mediano plazo un plan de viviendas que satisfaga las necesidades que se van a ir generando. 
Con una visión integradora y humana, se trabaja en el impacto significativo que generará en estas comunidades el emprendimiento que, a niveles económicos y culturales, tendrá su mayor expresión cuando esté concluida la planta y se produzca el incremento laboral y cierto crecimiento poblacional.

Incentivando la industria y el trabajo 
La producción y mano de obra que demandará el proyecto se inscribirá en la política provincial del "Compre jujeño" concebida por el gobernador Gerardo Morales. Esta política de resignificación e incentivo de la producción local es pilar en el proyecto Cauchari. Se aspira a brindar trabajo en las comunidades cercanas e impulsar a la industria local en múltiples rubros, ya sea de producción pesada de materiales de construcción e industriales, como también de servicios en el campamento durante el proceso de construcción del parque solar, como alimentos, vestimenta, comunicaciones. Todo lo que respecta a la obra civil, metal metálica y eléctrica serán proveedoras las zonas de Valles y Ramal. El ministro de Infraestructura, Jorge Rizzoti, dijo que "Cauchari es un camino de desarrollo económico y social para los jujeños, y ya dimos otro gran paso hacia esa meta. Con Vialidad hemos abierto los caminos hacia la planta y avanzamos en cada aspecto de la gestión que nos conducirá a nuestra futura, trascendental y a la vez próxima planta solar que recupera el recurso distintivo de nuestro territorio que es la radiación solar en la Puna, fuente de energía limpia", aseguró.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...