Más de 10 mil  evacuados  por incendios

Más de 10 mil personas, incluyendo miles de veraneantes, fueron evacuados en la madrugada de ayer después de que se declararan nuevos incendios en el sur de Francia, donde varios fuegos forestales han arrasado con miles de hectáreas desde inicios de semana.

Un nuevo siniestro se declaró en medio de la noche en Bormes-les-

Mimosas, una localidad de la Costa Azul francesa en donde la población se duplica o triplica en verano, quemando unas 1.300 hectáreas de terreno.

"Entre 10 mil y 12 mil personas fueron evacuadas", dijo el alcalde de esta comuna del Var (sureste), Fran‡ois Arizzi. Entre los evacuados, unos 3.000 eran veraneantes en campings.

Aunque la mayor parte de los evacuados pasaron la noche en centros habilitados por las autoridades, algunos prefirieron dormir en sus vehículos o en playas de la zona.

"El fuego sigue avanzando lentamente", debido a fuertes ráfagas de viento, indicó el jefe de las operaciones de rescate, Serge La Vialle.

Este voraz incendio ha destruido ya unas 1.500 hectáreas. Unos 550 bomberos están movilizados, respaldados por medios aéreos.

Las autoridades pidieron a los turistas permanecer en las playas y no regresar a los campings.

Sequía y fuerte viento

En otro frente, los bomberos combatían nuevos incendios en el departamento vecino de Bouches-du-

Rh"ne. Después de un primer siniestro bajo control en la ciudad de Martigues, que destruyó medio centenar de hectáreas de terreno, un segundo "más grave" se declaró el miércoles en Peynier, cerca de Aix-

en-Provence.

El sureste de Francia sufre una sequía desde hace varias semanas, a lo que se suman fuertes vientos que aumentan los riesgos de incendios.

"Este incendio es muy preocupante y puede destruir grandes superficies si se aviva", advirtió Magali Charbonneau, secretaria general de la zona de defensa y seguridad Sur.

"El fuego no ha alcanzado ninguna vivienda" pero "más de 1.000 hectáreas podrían verse afectadas", indicó en un comunicado la prefectura de Bouches-du-Rh"ne.

El primer ministro, Edouard Philippe, viajó anoche a la zona afectada

Desde el lunes, los incendios que se declararon en el sureste de Francia, la costa mediterránea y la isla de Córcega han calcinado más de 5.000 hectáreas. Más de 20 bomberos han resultado heridos en los operativos.

En la turística isla de Córcega, en donde cerca de 2.000 hectáreas fueron arrasadas por la llamas desde el lunes, el fuego está ahora "bajo control", indicaron los bomberos.

Francia solicitó a la Unión Europea dos aviones cisterna de tipo Canadair.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...