El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, afirmó que el fortalecimiento de Irán en Siria supone una amenaza para Israel, Medio Oriente y para todo el mundo, al reunirse con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en el balneario ruso de Sochi, a orillas del mar Negro.

"La situación en Medio Oriente tiene una dinámica bastante rápida. Irán realiza enormes esfuerzos para fortalecer su presencia en Siria, esto representa una amenaza para Israel, Medio Oriente y, en mi opinión, para el mundo entero", dijo Netanhayu, citado por medios rusos, al comienzo de la reunión con el jefe del Kremlin.

Agregó que Irán, un tradicional aliado de Rusia, se encuentra en un "estadio avanzado de control e influencia sobre Irak y Yemen", y "en la práctica controla el Líbano".

"Señor presidente, con esfuerzos conjuntos de todos nosotros estamos derrotando al Estado Islámico (EI), y esto es muy importante, pero hay una cosa negativa, que es que donde desaparece el EI, allí entra Irán", dijo a Putin el primer ministro israelí, según consignó la agencia de noticias EFE.

Subrayó que Israel "ni por un minuto puede olvidar que cada día Irán continúa amenazando con destruir el Estado israelí" y que "pertrecha con armamento a organizaciones terroristas".

Putin, por su parte, destacó el "eficaz mecanismo de interacción" que se ha establecido entre ambos países, que "permite abordar las relaciones bilaterales, así como la situación en la región".

Sin duda un nuevo escenario que favorece a uno u otros según por donde se lo mire. Lo cierto es que siempre está presente la hostilidad a la hora de hablar de territorios y naciones.

x

Pá.g 12.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...