Pyongyang prometió  nuevos "regalos"

Corea del Norte volvió a subir el tono y advirtió ayer a Estados Unidos que recibirá "más paquetes de regalos" si mantiene sus "provocaciones temerarias" y "presiones" en forma de sanciones contra Pyongyang.

"Las recientes medidas de autodefensa de mi país son un paquete de regalo dirigido a nadie más que a Estados Unidos, que recibirá más paquetes de regalos de mi país mientras vierta provocaciones temerarias y mantenga su inútil intento de presionar a Corea del Norte", afirmó el embajador norcoreano ante la Conferencia de Desarme de la ONU, Han Tae-song.

El diplomático norcoreano reivindicó el ensayo con una bomba H que Corea del Norte llevó a cabo el domingo pasado "con éxito" y aseguró que de esta forma el régimen de Kim Jong-un está "más cerca de completar una fuerza nuclear estratégica".

Han resaltó que todas las medidas militares que adopta Pyongyang constituyen "un ejercicio legítimo y justo en la autodefensa de un Estado soberano para hacer frente a la cada vez mayor amenaza nuclear y la política hostil de aislar y desestabilizar a Corea del Norte, que ya dura una década".

"En lugar de reconocer a mi país como un Estado y avanzar hacia una coexistencia pacífica, Estados Unidos ha desplegado provocaciones no relacionadas con el fin de efectuar un ataque nuclear preventivo contra mi país", sostuvo y remarcó que Pyongyang "no retrocederá ni un milímetro, salvo que se elimine completamente la política hostil y la amenaza nuclear de Estados Unidos" contra su país.

A la tensión entre los países, desde Europa se sumó la canciller alemana, Angela Merkel, quien calificó ayer de "vulneración flagrante" de las normas internacionales a los ensayos nucleares norcoreanos y marcó que "Europa tiene una voz importante en el mundo y debe usarla en esta situación".

Merkel agregó que habló con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, "sobre la posibilidad de aumentar las sanciones a Corea del Norte por parte de la UE", en tanto la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, alertó que "Europa corre el riesgo de estar al alcance de los misiles de Kim Jong-un antes de lo previsto" y sostuvo que "el escenario de una escalada hacia un gran conflicto no puede ser descartado".

En tanto, la primera ministra británica, Theresa May, dijo ayer que el programa nuclear norcoreano amenaza "a toda la comunidad internacional" y se comprometió a "seguir trabajando" con sus aliados para ejercer presión sobre el Gobierno de Pyongyang.

Desde Beijing, el gobierno chino matizó la visión europea al advertir que las sanciones contra Corea del Norte no solucionarán la crisis.

Equipo militar “sofisticado”
El presidente Donald Trump informó ayer que autorizó que Tokio y Seúl compren a Estados Unidos equipo militar “altamente sofisticado”, en un contexto de gran tensión con Corea del Norte que acaba de realizar su sexto ensayo nuclear.
“Estoy autorizando a Japón y Corea del Sur a comprar una cantidad sustancialmente mayor de equipo militar altamente sofisticado a Estados Unidos”, escribió en Twitter el mandatario, que no precisó a qué tipo de armas o equipamiento se refería.
El anuncio de Trump llegó luego de que Pyongyang detonara el domingo lo que ha sido descrito como una bomba de hidrógeno diseñada para un misil de largo alcance, una acción que despertó la alarma global y que constituyó el más potente ensayo nuclear del régimen.
El mandatario estadounidense abordó este tema el lunes durante una conversación telefónica con su homólogo surcoreano, Moon Jae- In.
Según había indicado la Casa Blanca, sin dar tampoco mayores detalles, el presidente estaba dispuesto a aprobar la venta a Corea del Sur “de equipos militares y armas valorados en varios miles de millones de dólares”.
Entre 2010 y 2016, Seúl compró cerca de 5 mil millones de dólares en material militar a Washington, según cálculos del Stockholm International Peace Research Institute. 
Japón es igualmente un gran cliente de la industria armamentista estadounidense.

Para Putin es “histeria militar 
El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió ayer que la “histeria militar” en torno a Corea del Norte puede conducir a una “catástrofe planetaria” y tachó de “inútil e ineficaz” el recurso a nuevas sanciones contra Pyongyang.
Esta posición augura otro enfrentamiento de Moscú con Estados Unidos, que el lunes abogó por sanciones lo “más fuertes posibles” de la ONU tras el sexto ensayo nuclear de Pyongyang, llevado a cabo la víspera.
Putin, que participa en China en la cumbre anual de los Bbrics (Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica), dijo a los periodistas que “Rusia condena estos ejercicios” de Corea del Norte, “pero el recurso a sanciones de cualquier tipo en este caso es inútil e ineficaz”.
“Una histeria militar no tiene ningún sentido (...) Todo esto puede conducir a una catástrofe planetaria, y a un gran numero de víctimas”, advirtió el presidente ruso.
Tras el sexto ensayo nuclear de Pyongyang, el más potente hasta ahora, Estados Unidos, sus aliados europeos y Japón anunciaron el lunes que están negociando nuevas sanciones de la ONU contra Corea del Norte.
Sin embargo, la posición de China y Rusia -ambas con derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU- es al incierta.
Los norcoreanos “no van a renunciar a su programa [nuclear] si no se sienten en seguridad. Por tanto hay que intentar abrir un diálogo entre las partes interesadas” dijo Putin.
El presidente ruso cree que “no tiene sentido la histeria militar, es una camino que nos lleva a un callejón sin salida”. Putin parece sumarse así a la posición de China, que defiende una “solución pacífica”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...