Joven argentino quedó al borde de la muerte tras recibir una paliza en Uruguay

Coty y Bernardo Lacase, oriundos de Villa Allende, provincia de Córdoba, tuvieron que oír cosas terribles al ingresar en la mañana del domingo último a la guardia del sanatorio Mautone. Su hijo Tomás, de 19 años, languidecía ensangrentado en una cama.

“Riesgo de muerte”, afirmó el médico. No era un eufemismo: Tomás tenía cerca de treinta fracturas en su cara y cráneo, con dos coágulos cerebrales de 13 y 7 milímetros respectivamente. Una patota de jóvenes argentinos lo molió a golpes a la salida de la disco Ramses, con una serie de patadas en la cabeza en el suelo luego de un arrebato que lo derribó. Hoy, Tomás continúa en terapia intensiva.

Su tío, Julián Baldunciel, aseguró: “Estaba con un grupo grande, se quedaron justo los más chiquitos, los más menuditos. Tomás pesa 70 kilos, mide 1,70, en su vida se peleó con nadie, es casi un hippie. Y vino uno y le pegó una cachetada. Ahí, Tomás entendió que se tenía que ir. El que le pegó lo agarró afuera”.

El principal agresor fue identificado, con una causa en su contra en la Fiscalía Nº 3 de la jurisdicción por lesiones graves: es, según Baldunciel, un abogado mendocino de 29 años de edad. “Lo identificó una pareja chilena que pasaba por el lugar, que separó la pelea y asistió a Tomás, ayudándolo a que no aspirara sangre”, aseguró el familiar.

El agresor, de acuerdo a Baldunciel, está libre: “Estuvo apenas diez horas preso. Pagó una fianza de diez mil dólares para salir”. Información publicada por el sitio uruguayo Maldonado Noticias afirma que el juez de la causa estableció ese monto como caución real bajo la obligación de fijar domicilio en territorio del país vecino. La causa, dice el tío de la víctima, está bajo secreto de sumario: los otros agresores todavía no habrían sido identificados.

La brutal agresión se produjo después de las seis de la mañana, en el boliche Ramses. Según el testimonio de un familiar de la víctima, no le tuvieron compasión cuando lo atacaron. “Lo trompeó ese abogado mendocino. Estaba sacado. Cuando ‘Tomi’ cayó al piso, ese tipo se le fue encima y se agregaron varios más para pegar. Eran casi siete en total, muchos mendocinos, según nos enteramos después. Le pegaron patadas. Le saltaban y le pisaron la cabeza”, relató.

El testigo que se identificó como cuñado de Tomi dio detalles estremecedores sobre la reacción de la novia del principal sospechoso. “La chica se le subió desde atrás al abogado mendocino y le gritaba que parara de pegar. Le decía: ‘¡Vos siempre haciendo quilombo! ¡Vos siempre pegando! ¡No vas a cambiar más!’”, sostuvo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...