Penel ratificó su visión sobre el supuesto penal

El árbitro Ariel Penel mantuvo ayer su negativa sobre el supuesto penal del delantero de Independiente Gonzalo Verón en el clásico del domingo con el líder Boca Juniors, en Avellaneda, por la 23§ fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF).

"Estoy ciento por ciento seguro, la pelota no le pegó en el brazo, le pega en la cabeza", aseguró en una nota concedida a TyC Sports.

Los jugadores y el director técnico de Boca, Guillermo Barros Schelotto, reclamaron airadamente esa jugada, que de haber sido sancionada, podría haber significado el empate de Boca a los 45 minutos del segundo tiempo.

Verón saltó en el área de Independiente para defender un envío aéreo y antes que el uruguayo Nahitan Nández cabeceara, la pelota parece pegar en el brazo izquierdo extendido del delantero.

Penel defendió su decisión incluso ante la hipotética aplicación del VAR (sistema de videoarbitraje): "Tampoco lo hubiera cobrado porque las imágenes no muestran con claridad que la pelota haya impactado en el brazo".

Durante las protestas, el árbitro expulsó al capitán de Boca, Pablo Pérez, sobre quien dijo que "tuvo una reacción injustificable".

Finalmente, Penel no quiso especular sobre una posible sanción del Colegio de Árbitros como suele ocurrir con los jueces que tienen una tarea deficitaria en algún partido. "A mí no me corresponde hablar de eso, siempre me preparo para volver a jugar", concluyó.

Gonzalo Verón

El delantero Gonzalo Verón, señalado por Boca como autor de un supuesto penal en el triunfo de Independiente por 1 a 0 en Avellaneda, solicitó ayer "poner una lupa en las jugadas polémicas para los dos lados".

"Si quieren poner una lupa en las jugadas polémicas que sea para los dos lados, hay cosas que no muestran", sostuvo el atacante bonaerense de 28 años en la conferencia de prensa tras el entrenamiento..

Verón saltó a cabecear sobre el final del encuentro con el uruguayo Nahitan Nández y si bien hizo el gesto de utilizar la mano aseguró: "La pelota nunca me pegó en la mano. Nández cabecea, si la hubiese tocado con la mano, la pelota hubiese caído muerta. Es una jugada complicada para los árbitros".

"Para nosotros hubo fallos arbitrales que tampoco cobraron y molesta que se hable solo de la jugada de ellos, la pasaron muchísimas veces y hubo polémicas para nosotros que no las pasaron ni una vez", protestó.

Consultado sobre cómo vio el desarrollo del juego, el futbolista campeón de la Copa Libertadores 2014 con San Lorenzo analizó: "Fue un partido peleado pero fuimos superiores a Boca".

"Tanto Talleres como Boca eran partidos muy importantes, lo tomamos como dos finales y los resultados se dieron. Lo más importante es que el equipo siga jugando de esta manera", cerró.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...