Preocupa el asentamiento Martín Fierro por los riesgos

 

En el barrio 150 Hectáreas de Alto Comedero preocupa el asentamiento Martín Fierro por la gente que se instala en la zona de riesgo. Aseguran que serán reubicados sólo quienes hayan sido censados por la Dirección de Hábitat Provincial.

Se trata de un barrio relativamente nuevo, de nueve años, que comenzó como un asentamiento, lo que hizo que la distribución de sus habitantes generara una de las problemáticas más preocupantes: que estén asentados en lugares no permitidos por no ser habitables.

"Una de las problemáticas es el asentamiento Martín Fierro. En estos momentos ya está hecho todo el relevamiento realizado por la Dirección de Hábitat; y los lotes que están vacíos o usurpados están en la instancia judicial para determinar que ese lote vuelve al Estado al no tener pertenencia legal. Y esos lotes van a ser destinados para esta gente del asentamiento", afirmó Valle Martínez, administradora del Núcleo de Inclusión de Desarrollo (Nido) de las 150 Hectáreas.

Es que entienden que están más marginados y en peligro, algo que se vio durante la época de lluvias e inundaciones porque fueron los más damnificados, pero aclaró que tuvieron respuesta por entonces desde la Secretaría de Asistencia Directa y Desarrollo Familiar que "constantemente responden a las necesidades de la zona", indicó.

Explicó que en el asentamiento viven en muy malas condiciones pero aclaró que a la mayoría "se les soluciona, se les da un lugar para vivir y lo vuelven a ocupar otras que lo ocuparon o compraron. Son usurpadores", dijo y añadió que según el último relevamiento son 20 familias. "Los van a reubicar siempre y cuando estén dentro del censo que se hizo, porque para la gente que vino sabiendo que iba a haber reubicación y se instaló se van a hacer otras líneas, van a tener que inscribirse en la Dirección de Hábitat. Hay recursos, disponibilidad para adonde ir, pero hay lista de espera", aseguró.

No obstante, dijo que se contemplan los casos y situaciones complejas. Recordó el caso de una madre que por una situación de violencia familiar quedó sin hogar con sus hijos, se les dio tratamiento y les brindaron una vivienda.

Martínez explicó que se trata de emponderar a la mujer, porque entienden que si dejan el lote a nombre de la pareja actual, si sucede que el hombre cambia suelen dejar excluidas a las mujeres, por lo que se contempló ese tipo de situación con trabajadores sociales de Hábitat.

Es que consideran que en el barrio la infraestructura fue más rápida que en otros sectores: el pavimento, cloacas, veredas y cordón cuneta, etc., por lo que se busca dar una solución a cada familia.

Trabajan además de que las familias convivan en comunidad, por lo que deben mediar con respecto a pequeñas rencillas, y aunque hay delincuencia coordinan con la Policía ya que tienen una guardia en la sede del Nido con tres personas, de modo que dos puedan salir, bajando con ello la demora de asistencia.

Acciones en el Nido

En el Nido de las 150 Hectáreas se dictan distintos talleres para nivelar y hacer la inclusión de gente que tiene necesidades tales como: leer. Por eso desarrollan talleres de lectura donde se inician con cuentos.

También implementaron un taller de costura, que está funcionando y se complementa con el de danzas folclóricas de niñas, a las que proveen con las polleras; otro taller de folclore que incluye tinku y wayno. Culminaron con el taller de electricidad domiciliaria donde se enseñó lo primordial en ese rubro; además tienen disciplinas deportivas.

Cuentan además con la participación de diez alumnas de la carrera de Trabajo Social que cursan la práctica en el barrio y estarán hasta octubre, en una segunda vinculación por el buen resultado logrado el año anterior.

También tuvieron un taller con gente del Sedronar que les permitió aprender pautas de inclusión total a las personas adictas.  

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...