Estela de Carlotto: “Bajar la edad de imputabilidad es la gota que rebalsa el vaso"

Hace años que Estela de Carlotto es una de las referentes sociales de la Argentina más reconocidas a nivel mundial, tanto es así que varias veces las Abuelas de Plaza de Mayo estuvieron nominadas para el premio Nobel de la Paz. Luego de que el Gobierno endureció su discurso en materia de seguridad, se reabrió el debate público sobre la aplicación de los derechos humanos en el país. En una entrevista exclusiva con El Tribuno de Jujuy, la dirigente aseguró que, ”según los expertos”, la idea del oficialismo para bajar la edad de imputabilidad a los quince años “es un proyecto de la dictadura queriéndose poner en práctica en democracia”. “Es atacar a los más chiquitos que pueden ser también víctimas de una vida tremenda de soledad, desamparo y miseria, que en vez de solucionársela para que sean felices se los va a reprimir de una mera tremenda”, agregó. Además, señaló que “ahora parece que el que es extranjero es un enemigo, cuando en realidad nuestro país siempre ha sido abierto”. Consultada sobre la reincorporación de policías que fueron absueltos, Carlotto aseguró: “Poner gente que tiene un prontuario es porque se quiere volver a aquellos que les da lo mismo apretar un revólver sin decir alto, como están imponiendo ahora, y que lo va a hacer casi con gusto”. 

¿Qué opinión tiene sobre el proyecto del Gobierno para bajar la edad de imputabilidad a quince años?
Todo lo malo que estamos viviendo es inaceptable, porque estamos sometidos a un régimen que no es la democracia que uno ha conseguido después de tanta lucha. Pero ya cuando el ataque y el agravio se dirige hacia lo más indefenso que es la infancia, todo se agrava. Me refiero a esos niños desamparados que, quizás porque la vida los condenó y el Estado no hace lo que debe con ellos, ahora se les quiere imponer un régimen de castigo más que uno de reparación o ayuda: es indignante. Creo que esta es como una gota que rebalsa el vaso de la tolerancia, es atacar a los más chiquitos que pueden ser también víctimas de una vida tremenda de soledad, desamparo y miseria, que en vez de solucionársela para que sean felices se los va a reprimir de una mera tremenda. Escuché expertos en los medios que, según las sabias palabras de algunos de ellos, dicen que este era un proyecto de la dictadura, un proyecto de la dictadura queriéndose poner en práctica en democracia. Los que tenemos el amor por niños -yo soy presidenta de un comité de seguimiento y aplicación de la convención por los derechos del niño y aparte como abuela hemos buscado esos bebés que ya son hombres- no podemos permanecer en silencio. Esto nos encuentra en un tiempo un poco difícil con algunos de vacaciones, hay un poco de ausencia de personas como para organizar algo que seguramente lo haremos.

También se conoció que el Gobierno está apurando la deportación de los extranjeros que delinquen, ¿lo ve discriminatorio?
Ahora parece que el que es extranjero es un enemigo, cuando en realidad nuestro país siempre ha sido abierto a la llegada de personas de otros países que por sus situaciones de vida o necesidades llegaron a nuestro territorio y trabajan. Lógicamente el que es delincuente o negocia con la droga merece el castigo de las leyes argentinas, pero eso de provocar la expulsión de todo aquel que sea extranjero o mirarlo como enemigo no es una norma argentina en absoluto. Nunca hemos sido discriminadores de hermanos, sobre todo de nuestros países vecinos. 

¿Está de acuerdo con que los policías que fueron absueltos en la Justicia sean reincorporados a la fuerza?
Me parece que todavía la Policía tiene que recibir una formación muy correcta, profesional y humanitaria. Manejar un arma no es apretar un gatillo y matar por la espalda como están aceptando desde el Estado, sino de tener una formación sobre qué hacer en cada situación que les toque defender a un ciudadano de alguna persona que quiera cometer un delito con él. Ahora, poner gente que tiene un prontuario es porque se quiere volver a aquellos que les da lo mismo apretar un revólver sin decir alto, como están imponiendo ahora, y que lo va a hacer casi con gusto. Hay mucha gente impecable que puede tener vocación pero no ingresan ni se los forma. Estas son todas desviaciones de lo natural. Esto lo tiene que frenar el Congreso.

Muchos dicen que la Casa Rosada está usando un discurso de mano dura para desviar la atención de los problemas económicos, ¿coincide?
Puede ser, pero por más bombas de humo que tiren, el hambre, la desocupación, los que duermen en las calles, el dinero que tendremos que pagarle al FMI durante muchas generaciones, se sabe por más que busquen distraernos. No crean que somos un país de tontos, es un país que tiene una juventud muy activa y participante, tiene gente de clase media que está protestando contra los tarifazos. No pasa de largo lo que estamos viviendo. Y si la prensa monopólica oculta o tergiversa las cosas, la gente no se puede informar.

¿Se sienten respaldadas por el Gobierno en la búsqueda de los nietos desaparecidos?
No hay respaldo, al contrario, nos ignoran. No nos molestan porque lógicamente nuestra institución tiene un prestigio nacional e internacional muy grande, que depende de un trabajo grupal de Abuelas y de todos los equipos que trabajan con nosotros para llevar adelante esta tarea tan dura. Tenemos una ley para proveernos del dinero necesario para trabajar, y eso es lo que más nos demoran y nos dificultan. En eso tenemos que exigir y cumplen, pero después hemos escuchado agravios muy dolorosos como decir que mentimos con los treinta mil desaparecidos o que a los nietos los sacamos de una galera como si tuviésemos una fábrica de nietos. Son cosas que si no fueran tan dolorosas sería para reírse. Nosotros respetamos pero no nos callamos ni vamos a bajar los brazos. 

¿A qué adjudica el crecimiento de políticos con posturas tan radicalizadas como las del salteño Alfredo Olmedo?
Olmedo es payasesco, porque una persona con ese estilo y la pretensión de ser presidente, creo que no va a tener éxito salvo en algunos delirantes como él. Lo que propone este hombre es hasta delictivo. No lo considero para nada, no tiene importancia un hombre así.

¿Cree que Cristina Kirchner tiene chances reales de ganar la presidencia este año? 
No estoy enterada nada más que por las encuestas que se difunden en los medios y creo que sí tiene chances. Ella no ha decidido qué hacer y está en su derecho de reservar su opinión hasta que lo crea necesario. Yo creo que hay que dejar que las cosas sigan su plazo en este año fundamental de unidad del pueblo para todos juntos pese a nuestras diferencias formemos algo en conjunto. Las encuestas que trascendieron la ponen arriba a Cristina de Macri. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...