Rusia acusa a EEUU de atentar contra Venezuela

Rusia acusó ayer a Estados Unidos de atentar abiertamente contra la soberanía de Venezuela al promover la creación de "estructuras gubernamentales alternativas" en el país latinoamericano, y reiteró su apoyo al presidente Nicolás Maduro, quien el jueves asumió su segundo mandato.

 

"No se debe provocar una mayor división de la sociedad venezolana. Hay que promover la búsqueda de la concordia", dijo la cancillería.

"La desvergonzada política de Washington, que apunta a la creación anticonstitucional de estructuras gubernamentales alternativas de Venezuela es un abierto atentado contra la soberanía venezolana", sentenció el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado.

Moscú señaló que los intentos de aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana por una presunta ruptura del orden democrático es una "vía absolutamente sin perspectivas".

"No se debe provocar una mayor división de la sociedad venezolana. Hay que promover la búsqueda de la concordia, la unión de los esfuerzos del gobierno y la oposición a fin de disminuir la tensión", añadió.

En opinión de la diplomacia rusa, muchos países latinoamericanos comparten este punto de vista.

"Vemos que en una serie de capitales europeas madura la comprensión de la importancia de hallar nuevas fórmulas de mediación para devolver a las autoridades y la oposición venezolanas a la mesa de negociaciones, algo que consideramos una señal positiva", sostuvo la cartera que dirige Serguéi Lavrov.

El Ministerio confirmó que Rusia "cooperará estrechamente con Venezuela, con su pueblo y sus autoridades legítimas" y seguirá profundizando sus relaciones de socios estratégicos con Caracas.

"Continuaremos ayudando a Venezuela para que salga de la compleja situación económica en que se encuentra", subrayó Moscú.

La delegación rusa en la ceremonia de investidura estuvo encabezada por el vicepresidente del Consejo de la Federación (Senado), Iliás Umajánov.

Maduro tomó el jueves posesión del cargo en medio de críticas internacionales sobre la legitimidad de su nuevo mandato.

El Consejo Permanente de la OEA declaró el mismo día que la institución no reconocerá la legitimidad del nuevo mandato de Maduro, la Unión Europea reclamó la celebración de nuevas elecciones y Paraguay rompió relaciones con Caracas, en el marco de una ofensiva diplomática para aislar al gobierno venezolano.

Rechazo a la postura de la OEA

El gobierno de Venezuela rechazó ayer la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) de no reconocer el nuevo mandato asumido el jueves por el presidente Nicolás Maduro y sostuvo que esa postura sienta un “peligroso precedente” para el hemisferio.
“Nicolás Maduro fue reelecto por el soberano pueblo venezolano”, resaltó en un comunicado la Presidencia de Venezuela, que rechazó los resultados de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA celebrada el jueves.
La nota oficial alertó que en la reunión “se adoptó una resolución que sienta un peligroso precedente en la región, pues pretende desconocer la legitimidad del presidente”.
En su nota, Venezuela también se quejó de “las prácticas de coerción” utilizadas por Estados Unidos en Latinoamérica “para promover su criminal campaña de agresión” y “para avanzar sus políticas de cambio de régimen” en el país caribeño.
Además, expresó su agradecimiento a los “países amigos que decidieron no acompañar la resolución” de la OEA, “conscientes de que tal manipulación jurídica atenta contra el derecho a la paz de nuestros pueblos y coloca en peligro la estabilidad de América Latina y el Caribe en su conjunto”.
Horas después de que Maduro jurara ante el Tribunal Supremo de Justicia, el organismo convocó una reunión extraordinaria para discutir una resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...