VIDEO. “Yo nunca prostituí a mis hijas, solo  un enfermo puede decir algo así”

Luego de que este diario haya pu­blicado que el único detenido acusó a la madre de la niña abusada de su­puesta prostitución infantil, Norma Mamaní rompió ayer el silencio y salió al cruce del acusado, a quien calificó de “un enfermo”. En diálo­go con El Tribuno de Jujuy, la ma­dre de la nena sampedreña de doce años admitió que una de sus hijas la denunció por maltrato y desmintió que haya pedido la renuncia del Mi­nistro de Salud Gustavo Bouhid, pa­ra quien sólo tuvo palabras de agradecimiento. 

Se supo que el sindicado como autor del abuso sexual dijo a su pri­mer abogado que pagó para tener sexo con su hija y que tenía su con­sentimiento.

¿Es eso verdad?

Ay Dios! Cómo voy a permitir yo que mi hija vaya a prostituirse, por­que eso es llamarlo así. Es un enfer­mo. Yo nunca hice prostituir a mi hija.

¿Niega entonces que aquí se haya presentado un caso de prostitución infantil?

Sí, lo niego y lo sostengo. Es un enfermo, porque yo no tengo nece­sidad de hacer eso, menos con mis hijos, y si tengo que salir yo a traba­jar, yo voy a salir, no voy a exponer a mi hija. Qué madre hace eso con los hijos, ninguna. No hay que ser tan enfermo. Aquí en el barrio todos lo conocen, no lo bajaban de “viejo guaso”. La gente que está a favor es la que le vendía cosas robadas, por­que ese hombre lo consentía, su casa era un aguantadero de la vagancia. 
Hacía entrar a otras chicas, son co­nocidas del barrio, llegaban se ha­cían de charlar, entraban y luego sa­lían poniéndose la plata en el corpi­ño. 

Cuando se habla de prostitución, quien sale a prostituirse muchas ve­ces lo hace porque necesita dinero. 
¿Usted tiene necesidades económi­cas?

Aquí tengo mi recibo, percibo una pensión de $7.000 y también mues­tro el recibo del padre, que cobra más de $14.000, con lo que cobra­mos no necesito de nadie. No tengo necesidad de mandar a mi hija a ha­cer eso. Y si el día de mañana necesito algo, tengo una amiga que es prestamista: voy saco y luego al otro mes cuando cobro lo devuelvo.

¿Cree usted que estas declaracio­nes que salieron a la luz son porque el lunes se realiza la cámara Gesell y la niña podría incriminar al incul­pado? 

Y, ¿por qué más sería? Quiere em­barrarme, pero no me va a llevar fá­cilmente, es un enfermo que le gusta andar haciendo eso a las chicas. No sabe cómo salvarse y quiere emba­rrarme. Mostraba la billetera para que todas entraran ahí, toda la vida compraba con plata a las chicas. Va­rias mamás me critican de que nun­ca cuide a mi hija, yo siempre la cui­de. Ahora no puedo salir a ningún lado porque todos me critican. Me gustaría que el juez lleve a todos a declarar.

Yendo a otro punto, se supo que en la historia clínica de la familia su otra hija mayor quedó embarazada a los 14 años. ¿En qué situación se 
dio ese hecho?

Ella andaba con un changuito ha­ciéndose los noviecitos y quedó em­barazada. 

¿Nunca se hizo la denuncia por abuso tratándose de una niña que quedó embarazada?

Nunca. Sin embargo, hablé con la familia y nos hicimos cargo las dos mamás, porque ellos eran menores de edad y tuvieron el bebé. 

¿Hubo alguna vez una denuncia que hizo su hija mayor en su contra por maltrato?

Sí, hubo. Porque yo quería corre­girla, se portaba mal, andaba mal en la escuela, abandonó en cuarto año, dejaba abandonado el chiquito y an­daba con sus amigas. Sólo la repren­día.

Trascendió que en un documen­to, usted pidió la renuncia del Mi­nistro de Salud y de los médicos. ¿Es así?

Te digo la verdad, yo nunca pedí la renuncia de nadie, eso lo hicieron las organizaciones de pañuelos ver­des y celestes. Ellos están haciendo todo a nombre mío. Es fácil escribir una carta a máquina y poner abajo Norma Mamaní. Cuando tengan una carta de puño y letra recién di­gan que soy yo. Yo no tuve nada que ver en eso, yo estoy agradecida al Ministro de Salud, porque él ha sido el primero que me confirmó que le harían hacer la cesárea a mi hija, porque eso fue voluntad de ella.

¿Está conforme con la interven­ción practicada a su hija?

Mi hija no podía tener un parto normal porque iba a sufrir, se iba a lastimar entera, iba a ser peor, la ce­sárea fue la salida correcta que deci­dieron los médicos. El que me vino a confirmar que día se iba a hacer la cesárea ha sido la directora del hospital y el Ministro de Salud, enton­ces por qué tengo que pedir la re­nuncia de él, si fue quien le dio una solución a mi hija. Que dejen de ha­blar, que dejen tranquila y en paz a mi hija. Tengo la conciencia tran­quila, nunca hice prostituir a mi hi­ja.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...