Arrojan ramas y basura en veredas de las escuelas

Los fines de semana, particularmente, las escuelas son víctimas del accionar de personas, que lejos de respetar las normas de convivencia, transforman los edificios educativos en verdaderos receptores de basura, poniendo en riesgo la salud, no sólo de los niños, sino de todo el personal que allí trabaja. Tras la denuncia pública realizada por lo ocurrido en una de las instituciones del medio, funcionarios municipales, lanzaron un enérgico llamado a esos ciudadanos, para que se abstengan de arrojar basura en la vía pública y mucho menos en las escuelas, adelantando que se realizarán las averiguaciones y se procederá a aplicar las multas correspondientes.

Un sector de la escuela primaria Nº 95 "Almirante Guillermo Brown", ubicado frente a la esquina de las calles Martín Miguel de Güemes y Fray Cayetano Rodríguez, del barrio 23 de Agosto, presentaba una imagen lamentable, ya que durante varios días, vecinos del lugar, arrojaron gran cantidad de ramas y en un tramo de 15 metros lineales, se generó una suerte de micro basural, ya que otra gente, al ver la acumulación de ramas, comenzó a tirar toda clase de basura.

Generan focos infecciosos

El equipo directivo expresó su preocupación por que algunas personas que residen en los alrededores, ocupan las veredas de la escuela para depositar la basura, apuntando que también es alarmante lo que ocurre la calle Vicente López y Planes, donde hay gente, que en vez de utilizar el canasto de residuos que debería tener en sus respectivas veredas, cruzan la calle y cuelgan las bolsas de basura en la reja del cercado perimetral del edificio donde funcionan los jardines de infantes, generando un peligroso foco infeccioso, ya que en la mayoría de los casos, las bolsas contienen restos de comida que se fermentan.

La comunidad educativa hizo un llamado a los vecinos, para que entre todos, unan manos y voluntades y denuncien a todos aquellos que arrojen basura en la escuela, y que no comprende la actitud de algunas personas que sabiendo que asisten niños no tienen reparos en aprovechar los horarios en que no hay presencia de alumnos ni de personal para arrojar basura.

Cabe acotar que son varias escuelas de la ciudad, las que se han transformado en receptoras de basura, y los fines de semana cuando no pasa el recolector, estas personas sacan las bolsas del interior de sus casas y las colocan en las veredas de los establecimientos. 

Piden que denuncien

La comunidad educativa de la escuela primaria Nº 95 “Almirante Guillermo Brown” pidió a los vecinos que denuncien a quienes arrojan basura.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...