Policías condenados por producir lesiones a un joven

El Tribunal en lo Criminal Nº 3 resolvió condenar a tres efectivos de la Brigada de Narcotráfico de la Policía de la Provincia a cuatro años de prisión y a dos años y seis de ejecución condicional a un cuarto, luego de hallarlos responsables de las serias lesiones que le provocaron a un joven, en un hecho ocurrido en 2015 en el barrio Cuyaya.

Antes de las 13 de ayer el secretario de Cámara, Nicolás Besin Calderari, leyó la parte dispositiva del fallo donde daba cuenta que Juan Javier Octavio Díaz, Víctor Fernando Galarza y Claudio Anibal Zerpa fueron hallados coautores penalmente responsables del delito de "lesiones agravadas por la calidad del sujeto activo" (funcionario policial) y se ordenó la inmediata detención.

Además se condenó a Mariana Jimena Campos a dos y medio de ejecución condicional por ser la autora del delito de partícipe secundario.

Cabe recordar que en la audiencia anterior, donde se produjeron los alegatos el fiscal de Cámara habilitado Alejandro Bossatti había solicitado la pena de 6 años y medio de prisión para los cuatro efectivos policiales, que llegaron a estas instancias judiciales en libertad y continuaban prestando servicios en la fuerza.

Al término de la audiencia, Diego Copa, víctima del feroz ataque que sufrió en 2015 por parte de los efectivos que trabajaban en la División de Narcotráfico, cuando esperaba a su novia en el barrio Cuyaya, dijo que se encontraba tranquilo y que "por suerte terminó todo".

Sobre el hecho

Para el Tribunal en lo Criminal Nº 3 ha quedado acreditado que el hecho por el que los efectivos Díaz, Galarza, Zerpa y Campos llegaron a estas instancias judiciales, ocurrió el 3 de febrero del 2015 casi en la intersección de las avenidas Doctor Baldi y Olavarría del barrio Cuyaya, cuando Diego Copa se encontraba sentado en uno de los escalones de una verdulería, y de un vehículo particular marca VW Pointer de color gris, descendieron varios hombres sin identificación y sin mediar palabras se abalanzaron sobre Copa y le propinaron una feroz golpiza con golpes de puños, rodillazos y una vez reducido en el piso, lo estrangulararon hasta sofocarlo.

El joven una vez reducido y esposado, continuó siendo brultalmente atacado por los efectivos que se encontraban de civil, sin identificación alguna ni orden de detención que pesara sobre Copa.

La víctima sin tomar conocimiento de lo que ocurría, fue llevado hasta la parte trasera del vehículo y uno de ellos le propinó un violento golpe en el oído derecho provocándole una "perforación del tímpano", práctica conocida como "sopapa".

A raiz de este golpe el joven padece de "hipoacusia conductiva profunda el oído derecho".

Horas después de mantener a la víctima demorada con serias lesiones y sin dar aviso al personal del Same para que lo asista, los efectivos decidieron liberarlo, por lo que el joven se dirigió al hospital por las graves heridas que presentaba, entre otros politraumatismos, fractura múltiple nasal y costillas quebradas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...