Liberó a un violento hombre y culpó al fiscal

Luego de que El Tribuno de Jujuy publicara una nota dando cuenta que la jueza de Violencia de Género Mónica Cruz Martínez había resuelto liberar a un hombre acusado de intentar asesinar a su expareja, desde el mismo Juzgado emitieron un comunicado de prensa, manifestando que el fiscal habría omitido una serie de requerimientos, para que se dé cumplimiento a la prisión preventiva del imputado Pablo Javier López.

Para que se entienda, hay que tener en cuenta que el fiscal que lleva adelante esta causa fue quien solicitó el pedido de prisión preventiva para López, cumplido los cuatro meses de plazo para la investigación y la jueza ahora manifiesta los motivos por lo que se ordenó liberar al hombre acusado de ser el supuesto autor de "violación de domicilio y homicidio agravado en grado de tentativa en concurso real".

"Lo resuelto por la magistrada obedeció a que el fiscal no agregó las pruebas de cargo que permitan acreditar la existencia del delito imputado, por lo que no se reunieron los requisitos constitucionales y procesales necesarios para dictar la prisión preventiva solicitada", dice un párrafo del comunicado.

Mientras la jueza de Violencia de Género Cruz Martínez explica los motivos de la liberación a López, la víctima permanece encerrada en casa de sus padres, junto a su pequeña hija, aterrada de que el hombre ahora libre, la asesine como le prometió

Es ella y su pequeña hija que deben vivir encerradas, asistiendo a sesiones psicológicas e implorando que Pablo Javier López no las mate.

Pero llamativamente el comunicado no dice que la jueza Cruz Martínez rechazó de plano la apelación que la abogada de la víctima Mariana Vargas presentó, para que se detenga a López.

"Qué pruebas tiene que tener la jueza para ordenar la detención de una persona que intentó matarme en más de una oportunidad, que merodea mi casa, que violó todas las restricciones perimetrales. Yo no me quiero morir, pienso todo el tiempo en mi hija y me causa mucha angustia que mi vida esté a merced de mi expareja y que la Justicia no va a hacer nada", dijo Quispe, una vez que se enteró de la respuesta mediática de la jueza Cruz Martínez.

Pero sí como una de las medidas que ordenó la magistrada, es que el imputado López tiene la obligación de presentarse ante la Fiscalía de Investigación Penal Preparatoria de Alto Comedero cada quince días, a los fines de firmar el libro de cauciones y no acercase a 300 metros donde reside Quispe.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...