El merendero atraviesa una dura realidad y necesita ayuda

El "Merendero a Pulmón" se encuentra atravesando un momento muy difícil ya que la cantidad de niños, jóvenes y adultos que buscan su merienda en la institución aumentó de forma considerable.

 

Casi 300 personas entre niños, jóvenes y adultos asisten a la institución los días lunes, jueves y viernes.

Las donaciones de la gente mermaron y por la inflación se les complicó demasiado construir el espacio físico que tanto anhelan, mientras tanto, siguen brindando su servicio en la vereda de la casa de Delia Vargas, su presidenta.

Necesitan imperiosamente la colaboración de la sociedad jujeña con alimentos, mercadería en general, ropa y con materiales de construcción. Son casi 300 las personas que asisten tres veces a la semana al merendero que está ubicado en el asentamiento 16 de Mayo del barrio Malvinas Argentinas.

El 22 de marzo cumplen dos años y tienen el deseo de organizar algún agasajo para los chicos. Pero los pocos recursos que poseen les impiden hacer algún evento por lo cual invitan a voluntarios que quieran sumarse para realizar un festejo del aniversario de la institución.

También están recolectando delantales, zapatos, zapatillas y útiles escolares para los pequeños, de cualquier talle, ya que a los padres cada vez les cuesta más comprarles lo que necesitan para ir a la escuela. Convocan a peluqueros, algunos ya pasaron por el merendero, para que donen su servicio y corten el cabello de los chicos.

Cada día llegan más familias en busca de una merienda y Delia junto a voluntarios tienen que rebuscárselas para poder alimentar a todos. Les cuesta mucho sostenerse, pero siguen de pie y la pelean arduamente para no cerrar las puertas de la institución y llegar a la meta que se plantearon desde un principio: convertir el merendero en un comedor.

"La situación económica cada vez es peor, los alimentos subieron de una forma muy rápida y cada vez nos cuesta más salir adelante. Todo eso hizo que la ayuda de la gente vaya disminuyendo porque a todos les cuesta, igual recibimos algunas donaciones, pero no tantas como antes", mencionó Delia Vargas, referente del "Merendero a Pulmón", en diálogo con El Tribuno de Jujuy.

Asimismo, comentó que "estamos viendo cómo seguimos, cómo nos damos vuelta. Los chicos y sus padres vienen a buscar la merienda y se llevan también para el otro día. Y no solo es acá que vienen, también visitan comedores en busca del almuerzo y la cena. Esto me amarga, pero tenemos que seguir poniendo el corazón y tener fe de que todo va a cambiar".

Este duro panorama los afecta demasiado, "realmente es una crisis muy fea que nos toca a todos y más a los que menos tienen. La suba del boleto hace que muchas personas se vayan caminando desde Malvinas al centro porque no tienen ni para el pasaje", añadió.

En ese sentido sostuvo que "todo fue empeorando con el paso del tiempo y nos preguntamos cotidianamente cómo hacemos para seguir porque vemos cada día a los niños que vienen con hambre y no podemos decirles que no tenemos nada para darles".

Con el tiempo, las donaciones que antes llegaban en gran medida fueron disminuyendo por lo que el anhelo de construir un espacio físico se fue postergando, "hay personas que nos dejan su colaboración, pero todavía no pudimos cumplir nuestro sueño que es construir el merendero. Aún seguimos sirviendo la merienda en la vereda", indicó.

Por último, aseguró que "ojalá que podamos festejar nuestro cumpleaños de la mejor manera, que algún ángel solidario nos ayude".

Necesidades y forma de colaborar

CARECEN DE UN TECHO / POR ESO QUIEREN CONSTRUIR CUANTO ANTES.

FESTEJO / UNO DE LOS FESTIVALES QUE HICIERON EL AÑO PASADO, PARA SU CUMPLEAÑOS QUIEREN HACER OTRO.

Por esta lamentable situación también solicitan a las autoridades competentes que les brinden su apoyo ya que los únicos beneficiarios de esta loable acción son los niños. Ellos quieren seguir creciendo, construir un lugar en buenas condiciones para que reciban su alimento y no estén dependiendo del estado del tiempo. También buscan en un futuro convertirse en un comedor que pueda brindar un almuerzo a las familias de la zona que tanto lo necesitan.
Lo que comenzó siendo una vez a la semana, pasó a ser dos y actualmente son tres los días que este hogar abre sus puertas. Cada tarde se realizan dos meriendas, combinan entre té con anchi, o entre mate con arroz con leche.
Lo más urgente es construir ya que el frío se asoma y los niños no pueden estar a la intemperie. Para esto, se puede comprar materiales o dejar un aporte económico en un conocido corralón ubicado sobre avenida Almirante Brown 1350 en horario comercial.
Al margen de este anhelo, siguen necesitando donaciones de insumos para las meriendas como ser pan, bizcochos, galletas, facturas, harina, leche, arroz, té, mate, etcétera. 
Para colaborar, los interesados deberán ponerse en contacto con el número 388-155018949 (Delia Vargas) o dirigirse al “Merendero a Pulmón” que está ubicado sobre la calle Puerto Argentino en el sector 16 de Mayo, que antes era un asentamiento, Manzana AP1 Lote 26, del barrio Malvinas Argentinas.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...