Los testigos comprometieron al imputado por femicidio

Nueve testigos prestaron declaración testimonial en la primera audiencia del debate oral por el juicio que se le sigue a Sebastián Ernesto Torramorel, acusado de asesinar a Carola Solano Sandilli, en un hecho ocurrido en julio del 2016.

Entre los testigos, declararon los padres y la hermana de Solano Sandilli y la entonces pareja de la mujer asesinada, Hugo Gutiérrez.

Raúl César Solano, padre de la joven declaró ante el Tribunal en lo Criminal Nº 1 que sospechó del inculpado desde un principio y por ese motivo, antes del hallazgo del cuerpo de su hija, fue con efectivos policiales a la casa de Torramorel y él accedió a que ingresen, para corroborar que Solano Sandilli no estaba allí, pero la búsqueda fue solo superficial.

Lo que se desprendió del primer debate es que tanto Gutiérrez, Torramorel y Solano Sandilli eran integrantes del gremio Utea y en ese lugar la mujer asesinada conoció a estas dos personas.

Hugo Gutiérrez dijo que llevaba aproximadamente 5 años de noviazgo con Solano Sandilli, que convivían en los últimos tiempos en casa de sus padres en el barrio Bajo La Viña y que a veces discutían por celos. Gutiérrez aseguró que su novia se seguía "mensajeando" con Torramorel y en más de una oportunidad vio conversaciones donde quedaban en verse en algún lugar.

Otro dato importante que se desprendió en el debate oral, lo introdujo Gutiérrez, quien contó que en una oportunidad Torramorel la había mantenido cautiva durante cinco días a Carola Solano Sandilli en su casa, situación que sus familiares directos dijeron desconocer.

Gina Solano Sandilli en su declaración dejó en claro que cuidaba mucho a su hermana mayor, por "precavida y desconfiada" y cuando se enteró que se mensajeaba con su exnovio Torramorel, conviviendo con Gutiérrez, le dijo que no le parecía bien esa actitud.

El padre de la joven asesinada aportó en el debate datos que aparentemente no habían sido incorporados en Fiscalía. Dijo que la ocasión que fue junto a los policías a casa de Torramorel para ver si se encontraba allí su hija, el imputado le dijo que "si quería saber que pasó con su hija, que le pregunte a un tal Negro",cuyo nombre dijo desconocer, pero sí puede ubicar su casa.

Un testigo de apellido Monte de Oca le dijo al Tribunal que la madrugada del 22 de julio caminaba por avenida Hipólito Yrigoyen y en inmediaciones del exsanatorio Quintar vio a varias personas que iban a caballo y llevaban un bulto tapado, que para él era de un cuerpo. El hombre hacía el recorrido por esa avenida hasta la calle Olavarría que conecta el centro con el barrio Cuyaya. Dijo que en las escaleras que llevaban a la playa del río Xibi Xibi pasando el puente Necochea, las personas descendieron y más adelante arrojaron el bulto.

Al otro día tomó conocimiento que en ese mismo lugar, fue hallado en cuerpo de la joven de 29 años y dio aviso a la Policía.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...