El homicida de Zoe Quispe fue condenado a perpetua

Jesús "Lucas" Moreno fue condenado a la pena de prisión de perpetua, luego de que el Tribunal en lo Criminal Nº 2 lo hallara autor del crimen de su pareja Zoe Nazarena Quispe, mujer trans que fue ejecutada con 35 puñaladas luego de recibir una feroz golpiza.

En la sala de audiencias del segundo piso del palacio de Tribunales, en la jornada de ayer se produjeron los alegatos donde el fiscal de Cámara habilitado Alejandro Maldonado, había solicitado la pena máxima para el imputado, luego de manifestar que quedaron debidamente acreditados el vínculo, el ataque y la saña con la que actuó Moreno sobre Quispe.

Las miradas indiferentes y hasta desafiantes que pretendía imponer el imputado ante los testigos amigos de la víctima fatal que habían sido citados en las audiencias interiores, fueron cambiando y en la producción de los alegatos, pareciera que Moreno recién caía en cuenta que pasaría al menos 25 años en prisión.

EL fiscal Maldonado reconstruyó la escena del 10 de septiembre del 2016 y dijo que la pareja junto a una amiga de esta, Romina Paz, salieron a bailar a un boliche de la ciudad de Palpalá, ubicado a unas seis cuadras del domicilio de la pareja.

Zoe Quispe ejercía la prostitución y en esas circunstancias conoció al malabarista Jesús Moreno, quien se hacía llamar Lucas. En el año 2013 la pareja formalizó y convivieron en un inquilinato en Palpalá durante un tiempo y luego por cuestiones económicas, pidieron permiso a los padres de Quispe para ocupar una habitación en la planta alta del inmueble ubicado sobre avenida Libertad al 100 del barrio 25 de Mayo de la ciudad siderúrgica.

En las audiencias se pretendió imponer que la pareja pasaba sin escales del amor al odio en una discusión, pero con la recepción de las pruebas testimoniales fueron contundentes y Moreno ejercía extrema violencia sobre Zoe Quispe, no solo física, sino que además se comprobó que le controlaba el teléfono celular y le cuestionaba sus amistades.

La madrugada del 10 de septiembre del 2016 Moreno estaba "sacado", la testigo Paz que estuvo con ellos horas antes que ocurra el crimen lo describió que estaba "muy nervioso", "daba miedo".

Quispe se había peleado con Moreno en el boliche y lo vio a la salida en la esquina de ese lugar donde habitualmente era una "zona roja", "llevaba algo en la mano y no hablaba", dijo Paz. Sin hablar la pareja empezó a caminar en dirección a la casa donde vivían. "Lucas le pegó una tremenda trompada en la cara a Zoe y ahí no más se dio vuelta y me miró con tanta bronca, que tuve mucho miedo", dijo la testigo Romina Paz. En las casi seis cuadras de trayecto, Moreno le pegaba piñas en la espalda y patadas en distintas partes del cuerpo a Quispe y cuando su esta le pidió que "arreglen" la situación en la calle, Moreno la obligó a ingresar al inmueble.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...