"Cada agresor libre es una "espada de Damocles para los fiscales de violencia"

Alejandro Bossatti es el fiscal especializado en Violencia Familiar, de Género y de Delitos Contra la Integridad Sexual, quien se refiere a la necesidad de modificar la condena por violencia de género y la necesidad de que la víctima efectúe la denuncia.

¿Cómo se entiende la pena que recibe un agresor por violencia de género?

En los casos de violencia de género son lesiones agravadas. Lo que es lesiones leves que es lo que mayoritariamente tenemos la pena prevista en el Código es entre seis meses y dos años de prisión, por lo cual es excarcelable.

Esto significa que es muy dificultoso que las causas lleguen a juicio con una prisión preventiva, es decir con la persona detenida. Sobre todo cuando se trata de casos donde no hay denuncias anteriores. Cuando hay denuncias anteriores uno acumula las causas y eso hace que tenga mayor argumento al concursarlas y así pedir una prisión preventiva y que lleguen a juicio detenido.

Eso es básicamente lo que ocurre. Nosotros por decisión de Fiscalía General hemos comenzado a trabajar siguiendo la implementación de normas ISO y principalmente lo que es violencia de género, la finalidad de esto es que las causas vayan a juicio lo más antes posible. En un principio se habló de un tope máximo de cuatro meses como objetivo principal y estamos viendo con beneplácito que las causas se están remitiendo a juicio mucho tiempo antes, se bajó a dos meses y hemos llegado a trabajar con tres causas que han finalizado en quince días. Estamos consiguiendo aceitar el engranaje del sistema, entre todos los que participamos del mismo de tal manera que todos los informes y pruebas que se requieren en esta etapa del proceso se reúnan rápidamente.

¿Cómo entiende la familia de la persona agredida e incluso la propia víctima que el agresor no permanezca detenido más tiempo?

En primer lugar la familia y fundamentalmente la víctima quieren que el agresor quede detenido, permanezca detenido, vaya a juicio detenido y que la condena sea de cumplimiento efectivo. Eso no me cabe ninguna duda, he atendido a las víctimas aquí en la fiscalía y lo que pretenden las víctimas es justamente eso.

La ley es la ley, la legislación es así, el Código Penal está así, previendo este tipo de penas.

¿Esto sucede cuando hay únicamente una denuncia?

Efectivamente cuando hay una denuncia y las lesiones son leves, aunque en realidad las lesiones siempre son agravadas y se agravan por el vínculo con la víctima y violencia de género que es el agravante que prevé el Art. 92 en función a la 89 que son las lesiones leves y del 80 en función del inciso 1º y 11. Si las lesiones son graves la pena es mayor, todavía sigue siendo excarcelable , pero dada la gravedad de las lesiones, eso nos ayuda a nosotros los fiscales poder solicitarles a los jueces mayor tiempo de detención y hasta en algunos casos que llegue con la pena privativa de la libertad a juicio.

Yo entiendo que en los delitos de violencia de género hay que o aumentar la pena o establecer que no sen excarcelables.

Se debe realizar algún tipo de modificación legislativa, eso depende de los diputados nacionales, ley de fondo, Código Penal y establecer que en estos casos lleguen a juicio detenidos e incluso se podría hacer algunas modificaciones en lo que es el código de rito, el código formal, el procesal a través de la legislación provincial.

Esto como una medida provisoria habida cuenta que se está agilizando la investigación establecer esto y por otro lado que sean juzgados rápidamente, que ese es el otro tema importante.

¿Qué son los juicios abreviados?

Hoy lo que los fiscales intentamos es arribar a juicios abreviados. El porqué de llegar a juicios abreviados implica que el imputado que firma el juicio ya tiene una condena inmediata y cualquier otro hecho delictivo que cometa va a tener que cumplir con la pena impuesta, más la nueva que le corresponda, entonces deja de ser la pena de ejecución condicional.

Muchas veces hablé de la importancia que se denuncien los hechos de violencia y esto nos ayuda porque si una persona tiene muchos hechos denunciados, acumulamos todas las actuaciones esas, se las concursa realmente con lo cual se suman los máximos y ahí pasamos de que las penas sean de ejecución efectiva, es decir quede detenido y llegue detenido a juicio.

¿La recomendación a las víctimas es que se denuncien todas las acciones de violencia?

Es fundamental que se denuncie cada vez que son agredidas verbalmente y con mayor razón aquellas que son agredidas físicamente, eso es muy importante, es fundamental para el proceso.

Otra modificación que también podría servir al tratarse de delitos de instancia privada, que se pueda actuar de oficio ya que hoy es necesario que haya una denuncia de la víctima para iniciar el trámite.

Es excepcional que el fiscal pueda actuar de oficio, hay jurisprudencia de la justicia de Córdoba, pero son hechos realmente muy graves. Normalmente y así lo establece el Código tiene que ser la víctima quien realice la denuncia.

Debe quedar en claro que no puede ser ni la madre, ni el hijo ni la hermana o una amiga, debe ser la víctima.

Lamentablemente en muchos casos la víctima se ve impedida por la situación a la que se ve sometida de menoscabo, de desprecio, de sumisión en la que se encuentra producto de la violencia que sufre por el agresor. Por eso sería importante se modifique el Código y en el caso de las lesiones por violencia de género las actuaciones sean de oficio.

Esa situación por el momento no está contemplada, lo que sí está contemplado que cualquier tipo de lesión leve con violencia de género o sin violencia de género agravada por la calificación que se trate, tiene que tener la denuncia correspondiente de la víctima.

¿Cómo toma un fiscal las acusaciones que se les hace frente a un hecho grave por la libertad de un agresor?

Sin duda que nosotros los fiscales a los que nos toca trabajar con esta temática tenemos la "espada de Democles" encima nuestro. Cada vez que se le otorgamos la libertad a un imputado, uno tiene el temor que ocurra algo grave.

Al ser un delito excarcelable, la persona puede tener condena impuesta y puede volver a agredir, el problema es que es imposible que los fiscales o jueces estemos humana y físicamente en la casa de todas las víctimas máxime habiendo tanta cantidad de casos de violencia de género.

Desgraciadamente es un mal que nos aqueja y crece y cada vez es mayor y realmente es un peso que uno tiene encima pero si no cumplimos con la ley cometemos un delito nosotros, cuando solicitan la libertad y se ha culminado con la prueba, no podemos tenerlo retenido, esta es otra cuestión que también es importante tener en cuenta y que la familia y la víctima deben entender.

Hay que tener en cuenta que también hay un juez de control que se ocupa de observarnos y evita que cometamos excesos los fiscales. Son ellos son quienes terminan decidiendo si se detiene o si se lo libera ya que cuando solicitan el cese de detención, uno opina pero es el juez quien lo dispone, pero como hacemos nosotros y los jueces para seguir sosteniendo una detención cuando se ha acabado de producir toda la prueba y no están dados los requisitos legales por código penal y de procedimiento para sostener la condición de detención del imputado y ahí es donde nos vemos atados de manos.

Hay un caso reciente la víctima disconforme con la libertad de su agresor publicó frases condenando al fiscal y a la jueza sin tener en cuenta que junto con el cese de detención se notificó al imputado de que su caso se fue a juicio.

¿Qué recomienda con su experiencia?

En primer lugar que las víctimas confíen en la justicia y para ello realicen las denuncias y sepan que hay quienes las ayudan siempre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...