Virgen de Río Blanco acompañó a sampedreños

Los jujeños ayer honraron a sus difuntos, visitándolos en los cementerios y disponiendo mesas con ofrendas y comidas que el homenajeado disfrutaba en vida, entre otras actividades. En San Pedro, con la presencia de la imagen de la Virgen de Río Blanco, la comunidad participó de las celebraciones litúrgicas que se oficiaron, en tres horarios, en la plazoleta 2 de Abril, ubicada al lado del cementerio municipal Cristo Rey.

ENCUENTRO / COMPARTIENDO UN MOMENTO EN LA TUMBA DEL FAMILIAR QUE YA NO ESTÁ, EN EL CEMENTERIO EL SALVADOR.

Por la situación de pandemia y a fin de preservar la salud de la gente, se dispuso oficiar las misas en un lugar más amplio para dar cumplimiento al protocolo establecido, debiendo concurrir con barbijo y guardar la distancia social. A primera hora lo hizo la parroquia San Pedro de Río Negro, antes del mediodía la parroquia San Andrés y en horas de la tarde la parroquia Santa Teresita y Beato Juan Bautista Scalabrini.

NUEVAS FLORES / UN HOMBRE COLOCA UN FLORERO EN UN NICHO ELEVADO.

“Sabemos que la Virgen ha querido estar aquí este día y que no es una casualidad, creemos en la misericordia de Dios, que sabe de la necesidad de su amor, presencia y compañía, justamente en este día tan especial como lo es el de los Fieles Difuntos”, dijo el padre Daniel Baca en su homilía. Acotó que es en la hora de la muerte, donde más necesitamos del amor y de la fe, el amor de nuestros seres queridos y amigos, y la fe en Dios.

PREVENCIÓN / AGENTE SANITARIO CON TERMÓMETRO Y ALCOHOL, EN UN CEMENTERIO.

“Venimos a honrar sus memorias y sus cuerpos que descansan en este campo santo, pero sus almas viven en la presencia de Dios, es lo que creemos desde lo más profundo de nuestra fe. María Santísima supo experimentar la realidad y el dolor de la muerte, primero de su esposo José y luego la desgarradora escena de tener a su hijo santo, muerto en brazos, siempre viviendo estos dolores en el silencio de su corazón, como lo relatan las escrituras, y esto es lo que nos enseña la Virgen, vivir estos momentos, en el silencio de nuestro corazón”, indicó el sacerdote, tras señalar que “María y Jesús nos enseñan a vivir el duelo no desde la desesperación y la angustia, sino desde el amor, la esperanza y la fe”, señaló, entre otros conceptos, el religioso en su mensaje.

GRAN DEMANDA / IMAGEN DE LOS PUESTOS DE VENTA DE FLORES, CERCANOS A UNA DE LAS NECRÓPOLIS CAPITALINAS.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...