¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El joven que pasea por Vicente López vestido como en 1880 y causa furor en las redes sociales

Santiago Pellegrini (27) vive en Florida. Hace diez años que todos los días usa diseños que la gente elegía a fines del Siglo XIX. Sus vecinos lo paran por la calle. 

Martes, 03 de noviembre de 2020 14:34
Vintage. Santiago sale a caminar o andar en bici con ropa que los argentinos usaban hace más de un siglo.

El Paseo de la Costa en Vicente López recibe diariamente a cientos de vecinos que se acercan a dar un paseo, ejercitar o disfrutar de un tiempo al aire libre. Prácticamente todos ellos logran pasar desapercibidos. Pero una persona consigue destacarse sobre el resto y llevarse todas las miradas. Se trata de Santiago Pellegrini, un joven de 27 años que llama la atención por su particular forma de vestir. Es que en pleno 2020, el apodado “Dandy Millennial” lleva puesto pantalón, chaleco, saco, sombrero, bastón y hasta un reloj de bolsillo. Y todas esas piezas son originales de fines del siglo XIX.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Paseo de la Costa en Vicente López recibe diariamente a cientos de vecinos que se acercan a dar un paseo, ejercitar o disfrutar de un tiempo al aire libre. Prácticamente todos ellos logran pasar desapercibidos. Pero una persona consigue destacarse sobre el resto y llevarse todas las miradas. Se trata de Santiago Pellegrini, un joven de 27 años que llama la atención por su particular forma de vestir. Es que en pleno 2020, el apodado “Dandy Millennial” lleva puesto pantalón, chaleco, saco, sombrero, bastón y hasta un reloj de bolsillo. Y todas esas piezas son originales de fines del siglo XIX.

La fascinación por este personaje no solo se hizo notar en las calles, sino que también tomó repercusión en las redes sociales: la semana pasada, las imágenes de sus conjuntos alcanzaron miles de “likes” de usuarios incrédulos que cuestionaban si efectivamente Pellegrini portaba esta vestimenta diariamente. El vecino de la localidad de Florida asegura: “Me visto con prendas que van del 1880 a 1930 todos los días, sin excepción”.

En bici. "Cuando voy por el vial costero, algunos se emocionan o me piden fotos", asegura.

Aunque desde sus cinco años se siente atraído por el estilo de la época, no fue hasta sus 15 cuando se vistió de esta manera por primera vez. “Arranqué con un saco de corderoy y un sombrero que me habían regalado en la adolescencia. Me sentí muy bien al verme al espejo porque siempre me había encantado la elegancia y la calidad de las prendas del 1900. Estudié mucho la moda para no caer en errores básicos y, hace 10 años, tome la decisión de vestirme así diariamente”, confiesa.

Sus años de investigación quedan en evidencia al oír la descripción que hace sobre sus prendas, la mayoría de ellas adquiridas en ferias americanas. “Selecciono mi ropa según el clima. El calor no es un problema porque las prendas antiguas carecen de poliéster y son mucho más frescas. Puedo salir con saco un día de 30 grados”, explica. Y enumera: “Me gusta mucho usar accesorios como cuello duro almidonado, puños desmontables con gemelos y pañuelo de bolsillo. En caso de tener una ocasión especial, elijo un chaqué, frac o smoking para salir de lo cotidiano”.

El Dandy Millennial –como el mismo se hace llamar en las redes- es una personalidad destacada en el barrio. “Los vecinos ya me conocen y me regalan ropa vieja que tienen de sus antepasados”, cuenta Pellegrini, que también adquirió fama en zona Norte años atrás cuando manejaba un puesto de antigüedades en la Estación Barrancas del Tren de la Costa. Y aunque muchas personas lo frenan en la calle para pedirle fotos o hasta emocionarse porque les recuerda a sus abuelos, también se encuentra con otros tantos que lo burlan.

Elengancia. "Salgo con saco los días de calor", dice.

“Cuando salgo a andar en bici por el vial costero, algunos se ríen y se sienten afectados. Más de una vez me insultaron o me agredieron. Yo creo que lo hacen por envidia, porque les falta valentía para vestirse como ellos quieren. Muchas veces me gustaría parar a la gente por la calle y preguntarles por qué se burlan de mí”, reconoce Santiago.

No obstante, admite que el trato en las redes es diferente. Cuando está relajado en su casa –donde mantiene su estilo portando camisa, pantalón y tiradores- se encarga de preparar videos que inmediatamente se vuelven virales en Twitter, Instagram y Tik Tok. “Comparto tips de cuidados de las prendas, pero también me sumo a los desafíos de coreografías dándoles mi toque. Los comentarios son muy buenos y mis seguidores me apoyan. Aunque a veces tengo algunos ‘haters’ que vuelcan su bronca a través de los mensajes”.

El particular vecino de Florida concluye: “Al que no le gusta, le recomiendo que mire para otro lado. Una vez que asumí que el resto siempre va a opinar, pude animarme a ser diferente y dejar el qué dirán de lado. Yo soy Santiago y me visto así porque quiero”.

Fuente: Clarin

 

Temas de la nota