Gioja: “Si Alberto quiere ser presidente del  PJ, tiene que ser él”

José Luis Gioja es uno de los dirigentes peronistas con más larga trayectoria política en la Argentina. Fue gobernador de San Juan, actualmente es vicepresidente primero de la Cámara de Diputados y hace unos años está al frente del Partido Justicialista a nivel nacional, que el próximo 3 de mayo renovará sus autoridades. En una entrevista exclusiva con El Tribuno de Jujuy, el legislador aseguró ayer que “no” le gustaría volver a presidir el partido “si es para dividir”, aunque señaló que estará “donde tenga que estar” en la nueva conducción. Además, sostuvo que en caso de que el jefe de Estado no acepte presidir el partido “nos juntaremos entre todos y haremos las cosas lo mejor posible”. 

¿Con qué expectativas afronta la renovación de autoridades que tendrá el PJ el 3 de mayo próximo?
Con todas las expectativas positivas, con muchas ganas de participar de la mayoría de los compañeros y con un reconocimiento grande de la mayoría de las estructuras al trabajo que pudimos hacer estos cuatro años. La verdad es que no fue fácil, fue duro, pero con el apoyo de los PJ provinciales todo se pudo llevar adelante. En el caso de Jujuy tengo que agradecerle muchísimo al presidente del peronismo jujeño, Rubén Rivarola, que me ayudó mucho. Hemos superado la intervención y muchas otras cosas. Por suerte hemos logrado la unidad necesaria del peronismo para que Alberto (Fernández) y Cristina (Kirchner) sean los presidente y vice que hoy tiene la Nación. 

¿Cuáles cree que fueron sus principales logros al frente del Partido Justicialista?
La verdad es que no me gusta decir eso, queda para que lo diga otro. Lo que yo digo es que hemos hecho un montón de esfuerzos grandes, junto a muchos compañeros y compañeras, para sostener vivo al peronismo como está vivo hoy: un partido dinámico, un partido institucionalmente que tiene todo. Tenemos un partido que, además del sello, es una fuerza política que está cumpliendo cabalmente lo que Alberto nos dijo cuando en octubre, ya pasadas las elecciones primarias, estuvo en el PJ. Él afirmó que necesitaba que el partido fuese una especie de moscardón que daba vuelta y que estaba siempre tratando de marcar cuando hubiese algún problema o cuando hubiese alguna necesidad. De hecho, hay comisiones técnicas trabajando, hay ministros y funcionarios que nos han visitado y los hemos visitado nosotros. Hay una tarea que a mí me gusta mucho porque es muy política, y para eso estamos.

¿Le gustaría volver a ser presidente del PJ tras el recambio de autoridades?
Si sirve para dividir, tengo que decir que no. Yo estoy al servicio de un peronismo que tiene que acompañar y apoyar a un Gobierno que viene a instalar la justicia social en la Argentina, y ese es el Gobierno de Alberto y Cristina. Así que estaré donde tenga que estar.

Trascendió que también podrían encabezar el partido Alberto Fernández o el gobernador chaqueño Jorge Capitanich. ¿Cómo cree que debería definirse el asunto?
Eso no se discute, y ya lo hemos hablado alguna vez: si Alberto quiere no se discute más, tiene que ser él. En caso de no serlo, nos juntaremos entre todos y haremos las cosas lo mejor posible. 

O sea que usted descuenta que va a haber una lista de unidad...
Yo descarto cualquier tipo de conflicto. Creo que va a haber buen diálogo y va a haber una lista que nos represente a todos.

Pasados los primeros dos meses de la gestión de Alberto Fernández, ¿cómo evalúa la polémica que se generó en torno a las jubilaciones?
No puede haber polémica. Hay polémica en quien no quiere escuchar porque una de las cualidades centrales de nuestro Gobierno es la solidaridad y la solidaridad se basa en que el que más tiene debería dejar un cachito a los que menos tienen. Lo que se está haciendo con el sistema previsional es precisamente es eso, intentar que las jubilaciones mínimas suban y que las jubilaciones altas equiparen a las generales. Entonces si todos se jubilan con el promedio de los últimos diez años por qué algunos sectores lo van a hacer con el salario del último año. Me parece que no tiene que haber privilegios y tiene que haber mucha solidaridad porque el país está en terapia intensiva como ya dijo Alberto. 

¿No le preocupa que se vacíen los Tribunales por renuncias de jueces?
No, ese es un problema de ellos. Si se vacían los despachos de los embajadores porque se van ocurriría lo mismo. Creo que es antojadiza esa resolución. El que se va, se va porque tiene edad para irse y no porque nosotros le digamos que se vaya. Si esto fuese así nos quedaríamos sin embajadores. No es así. 

¿Qué les responde a los sectores que dicen que hay una parálisis del Gobierno hasta que se acuerde con el Fondo Monetario Internacional?
Yo creo que hay muchos sectores que hoy están viendo la paja en el ojo ajeno y han tenido la viga permanentemente en el ojo propio, y es como que quieren tomarse una revancha. No es época de revanchas, hoy necesitamos a todos y necesitamos terminar con las grietas y terminar con las estupideces para ponernos a trabajar y colocar de pie a la Argentina.

¿Cómo analiza la controversia en torno a la política de derechos humanos luego de que el Presidente haya pedido “dar vuelta la página” en relación a las Fuerzas Armadas?
Yo creo que Alberto dejó todo perfectamente en claro con las declaraciones que hizo posteriormente. Aquí hay memoria, verdad y justicia y seguirá habiendo memoria, verdad y justicia. No hay ninguna duda de eso. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...