Garbarino sufre una profunda crisis y cerraría la mitad de sus sucursales

La crisis de la cadena de electrodomésticos Garbarino aún no encuentra salida y tras la fallida compra por parte del fondo Inverlat, dueños en la Argentina de los alfajores Havanna se complicó todavía más.

De hecho, la firma estudia el cierre de un 50% de sus sucursales, las cuales suman 200 a lo largo de todo el país (en Santiago del Estero hay una). En ellas trabajan unos 4.400 empleados, quienes están expectantes de los pasos que se den para enfrentar la fortísima deuda, ya que junto con el cierre llegarán los despidos.

En diciembre de 2019, según datos del Banco Central, Garbarino contaba con una deuda bancaria de poco más de $3.600 millones y entre sus principales acreedores se contaban los bancos Galicia y Santander.

Por otra parte, Garbarino tiene una deuda de cerca de $7.000 millones con sus proveedores, que son las principales fábricas de electrodomésticos.

Una posible solución se avizoró cuando el fondo Inverlat hizo una propuesta de compra para quedarse con la cadena de electrodomésticos. Incluso plantearon proyectos de inversión para su crecimiento en el comercio electrónico.

Finalmente, la operación se cayó porque los inversores no lograron una quita de deuda por parte de los proveedores.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...