Lucas González y un  futuro prometedor

Con apenas 19 años, Lucas González, tuvo el mágico momento de cumplir "el sueño del pibe". El futbolista jujeño debutó el año pasado por Copa Sudamérica con el Club Independiente de Avellaneda. Ahora el joven se mentaliza en ganarse un puesto en el once titular del equipo que dirige Lucas Pusineri.

Todo un desafío. No es fácil, está más que claro. Pero Lucas González a base de sacrificio, perseverancia y sobre todo, muchas ganas de triunfar, consiguió hacer su estreno a nivel internacional y en unas de las instituciones más prestigiosas del continente.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy, el joven futbolista aseguró que en el momento de la citación no podía cerrar los ojos para descansar: "Casi que no dormí ese día, no caía. Debutar siempre lo vi tan lejos. Yo me entrenaba con ellos, pero estaba en jugando en reserva". Asimismo, González recordó ese momento: "Jugábamos un miércoles ante Católica y me tocó ir al banco de primera. Disputar ese partido fue algo muy lindo, tuve mucha ansiedad, pero gracias a los chicos más experimentado hicieron que me sienta más tranquilo".

El volante central opinó sobre lo difícil que es llegar a primera y lo complicado de mantenerse. "La verdad que cuesta las dos cosas. A veces mantenerse es más difícil que llegar porque una vez que debutaste uno quiere seguir jugando, pero no estás preparado para hacerlo. En mi caso, hable con los técnicos que tuve y me dijeron que esté tranquilo porque en algún momento llegará la posibilidad de tener más continuidad", expresó el entrevistado que mantiene contrato con el "rojo" hasta julio de 2021.

No son vacaciones. "Todos los días entrenamos a las 9 de la mañana, realizamos una videoconferencia con el preparador físico Ariel Perticarari. Él nos muestra las rutinas de trabajo y nosotros la desarrollamos desde nuestras casas", manifestó González que entrena en épocas de cuarentena.

"Pusineri me está dando la confianza de seguir jugando. Es un buen técnico, que cuando llegó propuso su idea y tardamos un poco en entenderla, pero de a poco nos fuimos adaptando", comentó por último Lucas González

El respaldo de su entorno familiar


ALEJANDRO GONZÁLEZ - EL PADRE DE LUCAS FUE IDOLO EN GIMNASIA Y ESGRIMA DE JUJUY.
“Golpearon la puerta de la humilde casa (...) jugaré en la quinta, después en primera, yo sé que me espera la consagración”. Parte de la letra de “el sueño del pibe” de Ricardo Tanturi viene como anillo al dedo para describir el inicio de la carrera de Lucas González. Joven futbolista que mamó fútbol desde la cuna respaldada por una familia de deportistas.
Siempre la presencia de la familia, especialmente de la madre, es determinante para la vida de un menor que aspira a convertirse en futbolista.
“Fue difícil separarme de mi mama al principio, me costó mucho a tal punto que dejé la pensión para verla, ella es mi pilar”, dijo Lucas al tiempo que sostuvo “también hay un tirón de orejas porque no termine la secundaria, gracias a Futbolistas Agremiados la estoy culminando”.
“Mi papá nunca me exigió que sea futbolista como fue él. Me gustó desde chico el fútbol. Estoy trazando mi propio camino en este deporte. Mi viejo me dice que disfrute que no es fácil llegar a debutar en un club tan grande y no desaproveche esta oportunidad que me presenta”, comentó el volante central.
 

(Emiliano Saavedra)

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...