A cinco años del gas pimienta: "lo que pasó fue muy grave"

Roger Bello, que se desempeñó como veedor de la Conmebol en la noche del gas pimienta, habló a cinco años del escándalo en el superclásico de las Copa Libertadores entre Boca y River. En una entrevista con el diario Olé contó qué pasó, por qué se demoró tanto en suspender y reconoció: "Por mi informe, ya imaginaba que Boca sería descalificado".

El boliviano había empezado su carrera como comisario deportivo en un certamen femenino Sub 17 disputado en Venezuela en 2003. Sólo una vez había pisado el campo de la Bombonera: en 2000 cuando, como dirigente del Blooming, acompañó al equipo en el reconocimiento del estadio. Al otro día estuvo en la tribuna. Esa fue la noche en la que el Boca de Carlos Bianchi, por la Copa Libertadores, goleó 6-1 a su Blooming, con cinco goles de Alfredo Moreno.

Bello, que dejó de trabajar para la Conmebol en febrero de 2019 y ahora es director general de gestión urbana en la secretaría de planificación de Santa Cruz de la Sierra , contó: "Esa noche tuvimos la suerte, la guía, la luz, de poder decidir de la forma más imparcial. Que pudiéramos salir todos ilesos después de lo que hizo ese inadaptado".

El dirigente se desempeñó durante 15 años como comisario de la Conmebol. Estuvo en eliminatorias para los mundiales 2010, 2014 y 2018, en finales de Copa Libertadores, en partidos decisivos de Recopa y Sudamericana. "No estaban las condiciones para jugar, a los cinco minutos yo ya sabía que el partido no podía seguir, que había que suspenderlo. Me acerqué al árbitro Herrera y le dije: 'Darío, vos no digas nada. Nada. Yo te voy a ir diciendo'. Yo ya sabía lo que iba a hacer, pero no se lo dije a nadie. No podía filtrarse. A los cinco minutos no podía decirles a 50 mil personas que un partido así no iba a seguir, que se fueran todos a sus casas" , siguió.

Bello explicó por qué se espero una hora en suspender el encuentro y decretar la descalificación de Boca: "Fue porque empecé a manejarme para desalojar al público. Había muchas familias, chicos. Podía pasar cualquier cosa. Yo me sé el reglamento de memoria. Sé que hay que esperar 40 minutos cuando hay algún incidente y que la prioridad es jugar. Pero los de River no estaban para seguir".

Asimismo, habló de la situación del equipo visitante: "River iba a estar muy disminuido. Yo hablo con el médico del doping y le digo que vaya a revisar a los jugadores. Me dice: 'Roger, así no pueden jugar. Tienen quemaduras'. Yo lo escuché, no le comenté nada, pero como dije, ya tenía la decisión tomada. No había manera".

¿La TV lo presionó para seguir? "No, solamente Marcelo Benedetto, un gran periodista, me preguntaba: '¿Y Roger, sigue, sigue, se juega?' . Pero yo no podía decirle que ya estaba, que para mí no seguía", abundó.

Durante aquella tensa espera se lo vio a Bello hablando en su celular: "Yo en mi teléfono no tenía señal en la Bombonera. En un momento, a eso de los 30 minutos de detención, me dicen que Napout (NdeR: en ese entonces presidente de la Conmebol, hoy preso por fraude y asociación ilícita) quería hablar conmigo. Voy detrás de los bancos. Estaba Eugenio Figueredo (NdeR: ex presidente de Conmebol, hoy con prisión domiciliaria por estafa y lavado de activos). Me da su teléfono. Napout estaba en línea. Me dice: "Roger, tranquilo, confío en tu capacidad. Lo que decidas, te apoyo".

Bello también se refirió al momento en que el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, bajó al campo: "Sí. Quería ver cómo estaban sus jugadores. Yo lo veo. Insultaba. Le dije: 'Presidente, vuelva a su lugar, déjeme hacer mi trabajo'. Patanian me decía: 'Así no pueden jugar'. Yo les dije: 'Salgan'. No lo tomé como una presión, sino como que querían saber cómo estaban sus jugadores" .

Además, Bello reprodujo el diálogo con Marcelo Gallardo, DT de River: "Hablé con él en tres momentos. Me decía que los jugadores no se iban a recuperar: 'Mirá cómo está Ponzio'. Y me preguntaba cuánto tiempo más iba a demorar para tomar una decisión. Yo tenía la decisión, pero no podía decirla. El único que me presionó fue el de seguridad".

El boliviano ya sabía que Boca sería descalificado: "Lo sabía por el informe. Lo que pasó fue muy grave. Yo me fui de la Bombonera cerca de las dos de la mañana. Después de que se fueran los micros de los dos planteles. Ni un vidrio roto hubo. No pasó nada. Llegamos al hotel, estábamos en el hotel Da Vinci, en la calle Tucumán. Me acuerdo de que estuve hasta las 5.30 de la mañana haciendo el informe. Generalmente, esos informes son de una hoja. Tuve que pedir más. Fueron como cinco carillas".

¿Por qué cree que en el 2015, en La Boca, se decidió una cosa y en la final del 2018, en River, otra?, fue la pregunta del diario Olé. Y Bello respondió: "Yo estuve en el 2018 en ese partido en River, también. No como comisario. Como apoyo. Puedo decir que la diferencia es que en el 2015 los jugadores fueron agredidos con el partido empezado y dentro del campo. Y en el 2018 los incidentes ocurrieron afuera. Pero repito: en el 2018 sólo estuve como apoyo. Así que sólo eso puedo decir".

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...