"Por lo menos el 35% de los locales gastronómicos quebró"

Desde el sector de los gastronómicos advirtieron que están atravesando por una situación económica "terminal" que como consecuencia, hasta el momento, registra la quiebra de un 35% de los locales de venta de comida de Jujuy.

"Estamos trabajando en un censo de toda la provincia. Y de todas las localidades relevadas hasta el momento registramos que alrededor de un 35% de los negocios gastronómicos ya cerraron y quebraron", declaró Sergio Valenzuela, presidente de la Cámara Jujeña de Empresarios Gastronómicos.

Explicó que al ser una entidad creada recientemente y que busca representar a toda la provincia, el aislamiento obligatorio no les permite actuar con la agilidad que merece la situación sobre dicho relevamiento pero indicó que a la fecha ya han logrado comunicarse con empresarios de Humahuaca, Tilcara, Purmamarca, Palpalá, Libertador General San Martín, San Pedro, Perico y El Carmen.

En diálogo con El Tribuno de Jujuy el referente del sector indicó que actualmente "hay un porcentaje mucho más alto que está en proceso de quiebra" debido a que la crisis por la que atraviesan se viene arrastrando desde antes de la pandemia. "La situación de la que venimos es caótica y la llegada del virus nos dejó en situación terminal", expreso Sergio Valenzuela.

Desde la Cámara detallaron que son muchos los empresarios que ya están ingresando al cuarto mes de alquileres, impuestos y servicios básicos impagos, una situación que consideran no aguantarán "ni 30 días más".

Y por si todo esto fuera poco, informaron que otro de los factores que los está perjudicando mucho es que "el precio de la mercadería se ha incrementado un 60% desde principio de marzo a hoy" y como ha aumentado la oferta y es poca la demanda "hemos tenido que bajar los precios entre un 10 y 20%. Entonces compramos insumos más caros y vendemos nuestros productos más baratos", explicó el referente a modo de graficar la situación.

Sobre las flexibilizaciones otorgadas para al sector, declarado por el Comité Operativo de Emergencias (COE) como servicio esencial, destacaron que fueron muchos los que no pudieron regresar al ruedo debido a que la disposición que regula el distanciamiento entre respaldo de sillas es de 2 metros, situación que "sacó de circulación prácticamente al 60% de los comercios gastronómicos más chicos dado que la apertura debe poder garantizar por lo menos ventas mínimas como para poder solventar los gastos diarios del levantamiento de persianas".

Y en lo referido a la implementación del servicio de entrega a domicilio que se presentó como la única opción para mantener activa la venta del sector durante la fase 1, Sergio Valenzuela dijo que "no es rentable ya que es prácticamente nula la venta a través de delivery" atribuyendo esta situación al miedo de contagio que tiene la gente y principalmente a la crisis económica generalizada en toda la población. "La gente busca no pagar el costo del envío y eso lo tenemos que asumir los gastronómicos", gastos que indicó se suman a la suba de precios de los insumos de limpieza, entre otros.

“Necesitamos ayuda concreta y real sin obstáculos burocráticos”

Ante la “crítica” situación descripta desde la Cámara Jujeña de Empresarios Gastronómicos por la que está atravesando el sector hicieron un llamado al Gobierno provincial. “Lo que principalmente hoy necesitamos es una ayuda concreta y real sin impedimentos burocráticos”, dijo el referente Sergio Valenzuela haciendo referencia a la imposibilidad que tuvieron de ser beneficiarios de los subsidios y créditos a tasas blandas otorgados tanto por el Gobierno nacional y provincial. 

Subrayó que pese a ser un rubro considerado como servicio esencial no se sienten como tal debido a que dependiendo de las medidas sanitarias que requiere la situación epidemiológica, a la que aclararon que respetan completamente, se ven abriendo y cerrando sus puertas pese a su condición de esenciales durante la pandemia. “Trabajamos todos los días desde la desesperación y nos ponemos a disposición del Gobierno para trabajar juntos para nuestra subsistencia, pero ya no tenemos tiempo, la única salida que hoy tenemos es que nos inyecten oxígeno a nuestros tanques. El subsidio es esencial para lograr mantenernos y pagar las exigencias de nuestros compromisos hasta tanto se avizore un puerto para la reactivación”, dijo.

Por último y a modo de cierre Valenzuela concluyó solicitando enfáticamente que “hoy necesitamos que nuestros aportes de siempre al Estado en impuestos vuelvan para la subsistencia del sector y su familia. Muchos intentamos reconvertirnos pero tarde o temprano estamos cayendo igual”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...