El jujeño Lucas González recibió el alta: "Me dio mucho miedo porque no sentía las piernas"

Luego de dos días de permanecer internado por un fuerte golpe en la nuca por parte de Joaquín Novillo en el clásico de Avellaneda, que quedó en manos de Racing gracias a un penal agónico y polémico, Lucas González llevó tranquilidad a todo Independiente: recibió el alta esta tarde y se expresó sobre el episodio que lo dejó inconsciente en el campo de juego del Cilindro.

“Fue un golpe fuerte, me agarró de lleno en la nuca. Cuando me desperté ya estaba en la ambulancia, me dolía mucho la cabeza, pero solamente fue un susto. Gracias a Dios estoy bien”, expresó el jugador jujeño en su salida del Sanatorio Finochietto, donde pasó el fin de semana.

Además, el volante del "rojo", que alertó a todos ni bien le pusieron un cuello ortopédico y lo retiraron en camilla del campo de la cancha, contó cómo vivió ese momento: “Me acuerdo cuando salté y después no me acuerdo más nada. El doctor me preguntaba qué había pasado y no me acordaba. Tenía dormidas las piernas y eso me asustó un poco. El mareo, las náuseas, la verdad que fue un momento que me dio miedo al no sentir las piernas”.

En relación a Novillo, el zaguero de la Academia que lo embistió en mitad del terreno, el jujeño indicó: “Antes del choque me acuerdo del partido. Volví a ver las imágenes, a repasar la jugada. Él salta después que yo, no me ve y creo que fue sin intenciones, así que lo más importante es que estoy bien. Ahora a descansar y mañana iré a que me vea el médico para ver cómo me siento”. Y agregó: “El doctor me dijo que tengo que hacer reposo, que le vaya diciendo cómo me sentía. Yo ya quiero entrenar y volver a las canchas”.

Por último, el mediocampista de 20 años dio su opinión respecto al insólito penal que sancionó Mauro Vigliano en cierre del partido y que significó la victoria de su eterno rival: “La verdad claramente no es penal. Es una decisión que nos perjudicó, pero ya está todo dicho y ya pasó. Tendrán que hacerse cargo de eso”. Y concluyó: “Lo primero que hice cuando recuperé la conciencia era preguntar cómo había salido el partido y después pedí que le avisen a mi vieja, que seguramente estaba preocupada”.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...