Aumento leve en servicios de desinfección por Covid -19

La desinfección en tiempos de coronavirus es clave. En Jujuy algunos de los prestadores de servicios explican que el año pasado, cuando hubo pico de casos, fue el de mayor demanda, luego bajó ostensiblemente con la apertura y disminución de infectados, y con la nueva ola comienza a verse un mayor interés. Lo mismo sucede en la venta de productos de sanitización, que el año pasado amplió la oferta de productos y hoy suman otros, y en tecnología se creó otros vinculados a la ventilación.

Para reducir el riesgo de transmisión por aerosoles, se recomienda sumar la ventilación al distanciamiento, barbijo y limpieza

Desde el Ministerio de Salud de la Nación las recomendaciones para el hogar apuntan al uso de productos tradicionales, simples y baratos como el detergente y la lavandina. Sin embargo, el año pasado hubo un boom de utilización de amonio de cuaternario, un químico que según explicaron los proveedores, a veces viene dentro de productos de varios químicos, y es insumo de servicios de fumigación.

"El año pasado en octubre y noviembre, cuando bajó la cantidad de casos, bajó la demanda, hubo una merma bastante grande, y diciembre a febrero fue muy poco. Ahora está aumentando a partir de mediados de marzo que empezó haber más consulta por desinfección de Covid", explicó Elbert Bautista, quien junto a otros en 2020 emprendió con el servicio de desinfección por falta de trabajo.

Lo hacían tanto en empresas, instituciones y en viviendas familiares. Planteó que ante la baja demanda de las desinfecciones por Covid en los últimos meses del año 2020 y los primeros de éste, tuvieron que ampliar el servicio a fumigar por plagas domésticas y desmalezamiento.

"Muchas veces me llaman cuando los pacientes están por ser dados de alta, y también cuando hay una persona fallecida. El servicio no varía: seguimos aplicando amonio cuaternario, pero también incorporé gas ozono que también tiene amplio poder desinfectante, y en oficinas donde hay mucho papel también aplicamos luz ultravioleta", precisó Bautista de Limpia Jujuy.

Sostuvo que las instituciones demandan menos ahora que las familias, pero la requisitoria actual es tibia. Pese a que antes les solicitaban mucho en Perico y Palpalá, ahora el 90% se sitúa en ésta capital, y el costo es desde 800 pesos dependiendo si es familiar, o institución desde $2000.

Detalló que aplicarlo depende de la superficie, luego se recomienda dejar cerrado alrededor de una hora para que actúe y posteriormente ventilar al menos otra hora.

Por su parte, Enrique Aguirre, de otro servicio de desinfección, explicó: "el año pasado fue mejor, éste la verdad que no. En la primera etapa del Covid surgió más demanda, fue para oficinas, viviendas, negocios, para eliminación de virus con amonio de cuaternario y cloruro de benzalconio". Coincidió en que la tarea lleva un tiempo de acuerdo a la extensión y si es desinfección para virus como Covid, hongos y bacterias.

El tiempo de duración de la sanitización, según explicó, depende de si entra luego al lugar una persona contagiada, tras lo cual se puede volver a desinfectar. Explicó que también realizaron servicios en viviendas luego de fallecimientos.

Para las viviendas el precio ronda los 2500 pesos, y en empresas dependiendo del tamaño y factores, de alrededor de 5000 pesos.

La misma tendencia se percibe desde otra casa dedicada a desinfecciones, que explicó que la demanda fue bastante en 2020 y este año fue muy baja. Se hizo en oficinas y viviendas, sobre todo cuando debía volver un paciente luego de una internación o cuando falleció alguien por el virus.

Pero con la inminencia de la nueva ola, en Desinfecciones Jujuy afirmaron que la demanda es aún baja porque entienden que la gente supone que depende mucho del cuidado personal y porque ya incorporó el uso de amonio del cuaternario.

Productos nacidos durante la pandemia 

En el 2020 con la pandemia también surgieron productos sanitizantes destinados especialmente para ello, y surgió una gran oferta de alfombras sanitizantes, dispositivos de rayos UV para desinfectar ropa y efectos personales; y los arcos sanitizantes que luego Anmat anunció que no están autorizados por esa Administración Nacional, pero que los productos utilizados por ese tipo de mecanismos si lo están.

El Covid se transmite por partículas que se emiten al respirar, toser o hablar, gotas mayores y aerosoles de menor tamaño

Anmat informó que la eficacia y seguridad de los productos está demostrada para el uso en superficies inertes por cierto tiempo, y no se cuenta con evidencia que demuestre su eficacia y seguridad para ser aplicados sobre personas para descontaminar para Covid-19. Advirtió que los desinfectantes aplicados aún en baja concentración o por breve tiempo pueden causar potenciales efectos irritantes para la piel y mucosas, reacciones cutáneas, lesiones oculares y afectación del tracto respiratorio.

Con el avance de la pandemia y la investigación surgieron también otras recomendaciones, como la de ventilar.

Con ello también desarrollos vinculados a la medición del dióxido de carbono, que en España planteaba la utilidad para saber la frecuencia de ventilación en escuelas, y que un investigador de la Universidad Nacional de Hurlingam, Jorge Aliaga, adaptó y difundió los componentes en su página.

En esa línea, en Argentina recientemente se lanzó la iniciativa Air Protect, hecho por un grupo de emprendedores argentinos, ingenieros de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y el equipo de Ingeniería y Desarrollo de Sempere SA , empresa de climatización; y consiste en un equipo que funciona como una herramienta clave para mitigar el riesgo de contagio de coronavirus.

Air Protect permite renovar el aire del ambiente de manera constante por medio de la recirculación y filtrado Hepa, o sea detección de partículas de alta eficiencia, para posterior exposición de las mismas a una lámpara UV germicida, evitando de esta manera que las personas respiren de manera permanente el aire que se encuentra contaminado.

"Está sobradamente demostrado que debido a la pandemia de Covid-19 no es recomendable el uso de aire acondicionado, ya que no son aparatos diseñados para renovar el aire, dado que los mismos pueden acumular en su sistema los contaminantes de todas las personas que permanecieron en un mismo ambiente. Lo que hace nuestro equipo no es climatizar sino tratar el aire, es decir purificar aire viciado y desactivar el virus que se expone a la irradiación UV", señaló Gustavo Alberti, socio fundador de Air Protect.

Demanda de productos subió

Aunque el Ministerio de Salud plantea que el agua y detergente son adecuados, y luego desinfectar con lavandina, mucha gente comenzó el año pasado a incorporar otros productos, como el amonio del cuaternario, en la limpieza del hogar.

"La demanda se va incrementando según lo que va saliendo en el noticiero. Es variable, sube, baja un poco y vuelve a subir, pero la demanda está, nunca se perdió, bajó el año pasado cuando se tranquilizó un poco, pero se siguió vendiendo pero no como estábamos con el tope del contagio y ahora se está incrementando un poco", afirmó Luis, de Ke Limpio

Planteó que muchos buscan amonio de cuaternario, pero cuando en el producto no dice expresamente no lo quieren llevar, y explicó que hay una confusión porque se trata de una familia de químicos y los productos dicen "cloruro de metalconio", del que es parte. El precio varía de acuerdo a la marca y es desde 300 a 1200 pesos en bidones de cinco litros para diluir y se puede utilizar para fumigar y para todas las superficies. Aseguró que se diferencia de la lavandina y el alcohol, que son corrosivos para la madera, metales, plásticos y para el auto que si le da el sol lo daña.

La recomendación del Ministerio de Salud es, antes de usar un producto de limpieza, leer bien la etiqueta, y seguir las normas de uso y protección que se indican en el envase, controlando la fecha de vencimiento.

Para desinfectar objetos de uso diario sugieren limpieza del celular utilizando un paño o tela y una solución de alcohol al 70%. Los estuches de celulares y otros objetos de plástico se pueden lavar con agua y jabón o detergente. Las manijas, picaportes, llaves y elementos de metal se pueden limpiar con un trapo con lavandina diluida preparado con de 2 cucharas soperas en 1 litro de agua si es lavandina con concentración de 55 gr/litro, de utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se debe colocar el doble volumen de lavandina. Se recomienda limpiar diariamente.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...