"La Ley de Presupuesto es importante para ver cuál es el rumbo del Gobierno"

En su análisis del día después de las elecciones Paso, ¿cómo cree que será el impacto de la economía de aquí hasta noviembre?

Si bien es cierto que los resultados electorales siempre impactan para bien o para mal en economía, seguramente los resultados del domingo que son provisorios, porque los que importan son los de noviembre, abren una expectativa de un posible cambio en la situación de relación de fuerzas políticas, y de alguna forma creo que esto puede tranquilizar el mercado.

Es decir, el hecho de que ningún partido, en este caso el oficialismo, tenga un control absoluto del Congreso, creo que es bueno siempre cualquiera sea el partido que gobierno y cualquiera sea la oposición. Y es porque esto da lugar a que haya procesos políticos de negociación y de acuerdo. En cambio, cuando hay mayorías absolutas hay imposición, y eso es malo.

Pero más allá de las expectativas y las cosas que pueden generar en lo inmediato, están las cosas por ver. El miércoles el Gobierno tiene que presentar al Congreso el proyecto de ley de Presupuesto. Ese es un tema muy importante, ver cuál es la perspectiva y el enfoque que tiene pensado para el año que viene. Tenemos por delante la negociación que esperamos que se cierre en algún momento con el Fondo Monetario Internacional que es esencial.

¿Cree que se cambiará al ministro de Economía de la Nación?

No creo que haya cambios de ningún ministro, porque realmente, cambiar ministro por dos meses, que después si va bien, queda, y si va mal qué pasa, lo cambiamos de nuevo; entonces, no creo que haya ese tipo de cambio ahora. Y con Guzmán tampoco porque si habría hoy un cambio en economía, el nuevo ministro diría: "Al presupuesto lo quiero ver yo" y esto significaría no presentarlo en el Congreso en términos constitucionales. Así que no veo que haya cambios por delante. En las mismas negociaciones con el FMI que se vienen llevando a cabo, la manejó muy directamente el ministro con lo cual cambiarlo hoy sería como volver a empezar. No creo que el Gobierno vaya por ese rumbo, no le sería conveniente tampoco

¿Piensa que por estos resultados viene un proceso de mayor emisión de moneda?

Esta sí es una gran incógnita que se abre hoy. Un poco el Presidente en su corto discurso casi a la medianoche del domingo dijo que vamos a hacer aquello que no hicimos, o hacer lo que hicimos mal, etc.

Cada uno hoy puede interpretar de distinto modo qué significa eso. Una posibilidad es la que usted señala, de que vamos a empezar a tirar plata por la ventana. Creo que sería muy riesgoso desde el punto de vista económico general, de lo macroeconómico, porque ya hay muchos pesos en la calle, y las presiones son el tipo de cambio que hay que cuidar. Hay un delicadísimo equilibrio muy precario en el que nos estamos moviendo, donde cualquier movida abrupta puede hacerlo saltar por el aire.

El ministro Guzmán dice, por ejemplo, que no habrá devaluación brusca porque eso es malísimo y tiene razón, ahora lo mismo sería una explosión monetaria; produciría resultados similares. Yo espero que prime un poco la cordura, más allá imagino, la urgencia, la necesidad de ver qué hacemos para mejorar el resultado electoral dentro de dos meses, pero que eso no sea con locuras. Veremos. Esperaremos un par de días a ver qué pasa, cuáles son las nuevas medidas. Va a haber una presión muy fuerte del lado de la política, sin duda del Gobierno sobre la economía, porque lamentablemente esa visión política a corto plazo de hacer ahora y mañana vemos qué pasa, puede traer consecuencias graves. Esperemos que no haya esa explosión monetaria.

¿Usted qué cree que pasará con el dólar? ¿Habrá algún aumento en el tipo de cambio o algo parecido?

Va a depender justamente de esas medidas que tome el Gobierno. Si el Gobierno se enloquece y produce una emisión enorme, mucho más allá de la enorme emisión que hay, sin duda va a repercutir en los tipos de cambio y en la brecha con el dólar oficial. Si la cosa es más moderada, más tranquila; por ejemplo se podrían cambiar prioridades de gastos, y así gastar en esto en vez de gastar en aquello otro, con lo cual vemos de dar respuestas a esas cosas que decimos que nos faltó, pero bueno, no aumentamos el total, eso es distinto a tirar la casa por la ventana, y vamos a gastar todo lo que estaba previsto más todo esto nuevo. Eso sí sería riesgoso e impactaría sin duda en el tipo de cambio.

¿Cómo cree que continuará la in flación hasta fin de año?

Bueno, la inflación comenzó levemente a bajar estos dos últimos meses, la perspectiva era que esto continuase probablemente hasta un piso del 2%. Posiblemente pasado mañana vamos a conocer también la tasa de inflación del mes pasado, rondará en poco menos del 3% probablemente, pero esto también estará condicionado con estas medidas nuevas que el Presidente prometió.

Si estas son razonables y lógicas, probablemente no tenga una afectación; ahora, si son una locura monetaria y demás, bueno sí, evidentemente que va a repercutir rápidamente en una inflación futura. Esperemos que no sea así, para que la inflación vaya bajando porque esta situación afecta a todos y en especial a la gente de menores ingresos.

Y es contradictorio con el objetivo del Gobierno, que los ingresos, los salarios, la jubilación, superen la inflación, pero para eso no tiene que seguir subiendo la inflación. Creo que va a depender mucho de las nuevas medidas que se tomen y de eso dependerá un poco todo; la inflación futura, el tipo de cambio, e incluso las negociaciones con el FMI, porque si hay un descalabro económico con estas medidas nuevas, probablemente la negociación se arruine.

Así que estamos muy condicionados, incluso hay que ver si se presenta el presupuesto que estaba previsto, porque si hay otra idea totalmente distinta como consecuencia de estas elecciones, entonces se tendrá que hacer otro presupuesto, y eso no se hace en tres días.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Economía

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...