Encuentro con la historia jujeña en el Museo Posta de Hornillos

Poco antes de llegar a Maimará, ubicado a 2,350 msnm, se encuentra la Posta de Hornillos, un gran caserón colonial con sus dependencias, que hoy funciona como museo histórico donde se exhiben armas antiguas y muebles de los siglos XVIII y XIX.

La Posta posee 19 habitaciones y dependencias menores, dispuestas en torno a tres amplios patios sucesivos. Las paredes fueron construidas con adobe revocado y encalado. El techo es de torta de barro con tirantes de madera de cardón, es decir utilizando técnicas y materiales propios de la región. Las fachadas son características de la arquitectura colonial de tipo popular, aunque con modificaciones y agregados de realizados en distintas épocas.

Historia

Con la llegada de los españoles, algunos caminos antiguamente empleados por los incas, fueron usados para una conquista más férrea de la zona del Altiplano, además realizaron un nuevo tramado que unía el puerto de Lima (Perú) con el puerto de Buenos Aires, llamado "Camino Real". Fue el principal eje de integración regional pues además de los arrieros (los usuarios más frecuentes) recorrían este camino los funcionarios de la corona española, comerciantes y particulares entre otros.

A lo largo de ese camino, los españoles establecieron postas, en suelo argentino nacieron por indicación del Visitador de Correos y Postas Don Alonso Carrió de la Vandera, que fue comisionado en Madrid y llegó a Buenos Aires en 1771. La Posta de los Hornillos fue creada en 1772, fue su primer maestro Don José Gregorio Álvarez y Prado con título del 26 de setiembre de 1789, le sucedieron en la función su hijo Pascual en 1805, y luego su hermano Luciano, en1806.

Después de 1810, se convirtió, en destacamento militar como cuartel general de vanguardia del ejercito independentista a raíz del inicio de las guerras revolucionarias estando a cargo del Coronel Manuel Álvarez Prado. Durante las Guerras de la Independencia (1810-1825) la Posta de los Hornillos cambió reiteradamente de ocupantes, alojando a muy diversos personajes. En una de sus habitaciones se alojó el General Manuel Belgrano luego de las batallas de Tucumán y Salta, en 1813.

También descansaron allí, Martín Miguel de Güemes, Juan José Castelli, José M. Paz, Antonio Balcarce y José Rondeau, entre otros personajes ilustres. Además, fue ocupado por jefes del bando realista como José Manuel Goyeneche, Pío Tristán, Pedro de Olañeta, José de la Serna y Joaquín de Pezuela.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Informacion General

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...