¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

"Nos sacaron la soga del cuello y empezamos a caminar", dijo Alberto Fernández

“Nos sacaron la soga del cuello y empezamos a caminar. Ahora quedan cuatro años [por el período de gracia] para hacer las cosas bien”, celebró el Presidente en un breve diálogo con LA NACION.

Viernes, 25 de marzo de 2022 19:52

Alberto Fernández siguió atentamente desde su despacho el desenlace de uno de los objetivos de su gestión: la aprobación del acuerdo por el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI). Para el Presidente el entendimiento con el organismo multilateral de crédito “despeja la incertidumbre” y abre un nuevo capítulo.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Alberto Fernández siguió atentamente desde su despacho el desenlace de uno de los objetivos de su gestión: la aprobación del acuerdo por el directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI). Para el Presidente el entendimiento con el organismo multilateral de crédito “despeja la incertidumbre” y abre un nuevo capítulo.

“Nos sacaron la soga del cuello y empezamos a caminar. Ahora quedan cuatro años [por el período de gracia] para hacer las cosas bien”, celebró el Presidente, según informó La Nación. 

En el medio de la interna con el kirchnerismo duro, el gobierno nacional festejó la resolución del organismo multilateral de crédito que permite refinanciar el préstamo por 45.000 millones de dólares que tomó Mauricio Macri en 2018. El primer efecto de la finalización de la negociación se corporizará la próxima semana cuando el Fondo desembolse 9650 millones de dólares, le que servirá para robustecer las reservas –quedarán en el país casi 7000 millones ya que debe afrontar un vencimiento por 2800 millones– y paso fundamental para dar una señal de tranquilidad a los mercados.

“Los ingresos de dólares alivian las expectativas”, reforzó una alta fuente del gobierno nacional.

Cerca del Presidente explicaron que la llegada de dólares frescos sirve para descartar las especulaciones alrededor de una eventual devaluación. “No va a ocurrir”, aseguraron fuentes oficiales. En la Casa Rosada están convencidos que, solucionado el problema de la deuda –con los bonistas privados y el Fondo– llegó la hora del “despegue”.

En Balcarce 50 también defendieron la letra chica del entendimiento con el FMI. “Es un acuerdo único en la historia”, resaltaron fuentes cercanas al jefe del Estado. “No es un acuerdo de ajuste, el Estado no se va a contraer y no va a lastimar la posibilidad de financiar lo que los argentinos necesitan para vivir mejor, no hay recortes en educación, no se afectan derechos de jubilados, nada indica que vaya a haber ajuste en salud”, explicó hace unos días en ministro de Economía, Martín Guzmán, que habló durante todo el día con el mandatario desde París desde donde regresa esta noche.