Manu Ginóbili, el ídolo argentino del básquet cumple 45 años

Este jueves cumple 45 años Emanuel Ginóbili, el mejor basquetbolista argentino de la historia, y uno de los deportistas más consagrados de todos los tiempos.

Manu nació el 28 de julio de 1977 en el Hospital Italiano de Bahía Blanca. La infancia del menor de los hermanos varones transcurrió en el club Bahiense del Norte. Siempre con una pelota naranja en la mano, rodeado de amigos y con el deseo de superarse. Así se formó la leyenda.

Este jueves cumple 45 años Emanuel Ginóbili, el mejor basquetbolista argentino de la historia, y uno de los deportistas más consagrados de todos los tiempos.

Manu nació el 28 de julio de 1977 en el Hospital Italiano de Bahía Blanca. La infancia del menor de los hermanos varones transcurrió en el club Bahiense del Norte. Siempre con una pelota naranja en la mano, rodeado de amigos y con el deseo de superarse. Así se formó la leyenda.

Manu tenía un sueño desde muy chico: jugar al básquet como sus hermanos y su papá. Era dueño de un talento especial. Y lo sabía. Pero también era consciente de que tenía que trabajar mucho y esforzarse para lograr su objetivo. No fue un camino fácil. Tuvo que sortear obstáculos.

El 29 de septiembre de 1995 Manu Ginóbili debutó en la Liga Nacional de Básquet a los 18 años. Fue con la camiseta del Club Andino de La Rioja frente a Peñarol de Mar del Plata (dirigido entonces por Nestor Che García, actual DT de la Selección). Jugó con el 6 en la espalda y marcó tres triples en 13 minutos. Esa temporada fue nombrado el mejor debutante del torneo.

Mucho antes de los logros con los Spurs en la NBA y con la Selección Argentina, Manu tuvo su paso por el Viejo Continente. Jugó en dos clubes de Italia. En 1997 llegó al Viola Reggio Calabria donde comenzó a explotar. A los pocos años su apellido estaría en boca de todos. Esa primera etapa fue fundamental para crecer.

El 30 de junio de 1998 Manu Ginóbili debutó en la Selección Nacional de básquet. Fue ante Nigeria, en la segunda fecha del Mundial de Grecia 1998. El escolta de la Generación Dorada sumó 7 puntos en aquel encuentro de Fase de Grupos que terminó en victoria albiceleste por 68-51. Ese día nació un amor que duró 104 partidos y tres títulos. No usó el número 5, en su espalda vistió el dorsal 13.

Manu Ginóbili fue elegido en la posición 57 del Draft de la NBA de 1999 por San Antonio Spurs luego de su gran desempeño en Europa. Era una promesa y los grandes del mundo ya habían puesto su ojo en él. Con esta elección la franquicia texana se reservaba los derechos del joven escolta que recién debutó con esa camiseta en 2002. Una particularidad: Manu no sabía que había sido elegido por el equipo conducido por Popovich.

La Generación Dorada ya era una realidad a esta altura. Manu Ginóbili fue el motor de aquel equipo histórico que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 luego de vencer a Estados Unidos en las semifinales y a Italia en la final.

Este jueves cumple 45 años Emanuel Ginóbili, el mejor basquetbolista argentino de la historia, y uno de los deportistas más consagrados de todos los tiempos.

Manu nació el 28 de julio de 1977 en el Hospital Italiano de Bahía Blanca. La infancia del menor de los hermanos varones transcurrió en el club Bahiense del Norte. Siempre con una pelota naranja en la mano, rodeado de amigos y con el deseo de superarse. Así se formó la leyenda.

Manu tenía un sueño desde muy chico: jugar al básquet como sus hermanos y su papá. Era dueño de un talento especial. Y lo sabía. Pero también era consciente de que tenía que trabajar mucho y esforzarse para lograr su objetivo. No fue un camino fácil. Tuvo que sortear obstáculos.

El 29 de septiembre de 1995 Manu Ginóbili debutó en la Liga Nacional de Básquet a los 18 años. Fue con la camiseta del Club Andino de La Rioja frente a Peñarol de Mar del Plata (dirigido entonces por Nestor Che García, actual DT de la Selección). Jugó con el 6 en la espalda y marcó tres triples en 13 minutos. Esa temporada fue nombrado el mejor debutante del torneo.
Mucho antes de los logros con los Spurs en la NBA y con la Selección Argentina, Manu tuvo su paso por el Viejo Continente. Jugó en dos clubes de Italia. En 1997 llegó al Viola Reggio Calabria donde comenzó a explotar. A los pocos años su apellido estaría en boca de todos. Esa primera etapa fue fundamental para crecer.

El 30 de junio de 1998 Manu Ginóbili debutó en la Selección Nacional de básquet. Fue ante Nigeria, en la segunda fecha del Mundial de Grecia 1998. El escolta de la Generación Dorada sumó 7 puntos en aquel encuentro de Fase de Grupos que terminó en victoria albiceleste por 68-51. Ese día nació un amor que duró 104 partidos y tres títulos. No usó el número 5, en su espalda vistió el dorsal 13.

Manu Ginóbili fue elegido en la posición 57 del Draft de la NBA de 1999 por San Antonio Spurs luego de su gran desempeño en Europa. Era una promesa y los grandes del mundo ya habían puesto su ojo en él. Con esta elección la franquicia texana se reservaba los derechos del joven escolta que recién debutó con esa camiseta en 2002. Una particularidad: Manu no sabía que había sido elegido por el equipo conducido por Popovich.

La Generación Dorada ya era una realidad a esta altura. Manu Ginóbili fue el motor de aquel equipo histórico que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 luego de vencer a Estados Unidos en las semifinales y a Italia en la final.

Aquella Selección también contó con Fabricio Oberto, Luis Scola, Pepe Sánchez (quien compartió equipo con Manu en Bahiense del Norte), Carlos Delfino y Chapu Nocioni, entre otros.

El 28 de marzo de 2019, luego del partido entre San Antonio y Cleveland Cavaliers, en el AT&T Center, la franquicia estadounidense decidió homenajear al bahiense retirando el dorsal número 20 que usó durante toda su carrera y colgando su camiseta en el techo del estadio. Fue la novena camiseta retirada de la franquicia.

El 2 de abril de 2022 se anunció la inclusión de Manu Ginóbili en el Salón de la Fama de la liga de básquet más prestigiosa del mundo. Fue el primer argentino en lograrlo. La cuenta oficial del Hall of Fame escribió: “Felicitaciones al cuatro veces campeón de NBA, dos veces All Star y medallista de oro olímpico”. En septiembre se concretará y su nombre quedará estampado en el prestigioso Naismith Memorial, de Springfield, Massachusetts.

Fuente: Clarín

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...