¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

18°
24 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

Arrugas bajo control: el truco definitivo para una apariencia más joven

La naturaleza tiene un alimento que ayuda a combatir las señales del paso de los años.

Lunes, 05 de junio de 2023 18:59

El paso de los años trae consigo algunas dolencias, la pérdida de masa muscular y la aparición de las arrugas y líneas de expresión, señales que van dejando evidencia de que se está avanzando en el tiempo y que hay que actuar para evitar consecuencias más drásticas.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El paso de los años trae consigo algunas dolencias, la pérdida de masa muscular y la aparición de las arrugas y líneas de expresión, señales que van dejando evidencia de que se está avanzando en el tiempo y que hay que actuar para evitar consecuencias más drásticas.

Las arrugas son una consecuencia de la pérdida de colágeno en el cuerpo, el cual al dejar de ser producido comienza a hacer que la piel pierda esa elasticidad que la caracteriza, promoviendo la aparición de las molestas líneas de expresión y las arrugas.

Pero el colágeno no solo sirve para que la piel se mantenga siempre en buen estado, sino que es indispensable para que las articulaciones y los huesos tengan un buen comportamiento durante la vejez.

A la pérdida en los niveles de colágeno, también se puede sumar el tabaquismo, la exposición a la luz ultravioleta y las muecas o expresiones faciales constantes, como causa de las arrugas, por lo que es importante tener presentes estos comportamientos y hábitos para corregirlos y evitar estas huellas en el tiempo.

En el mercado existen diferentes tratamientos para ayudar a mejorar las condiciones de la piel, incluso hay procedimientos estéticos que ofrecen estos resultados,; sin embargo, hay un elemento natural bastante utilizado en la cocina que ayuda a prevenir las arrugas.

Se trata del aceite de oliva, un elemento muy común en recetas y que tiene propiedades hidratantes y grasas que favorecen la dermis; la revista del Colegio Americano de Nutrición publicó, en 2001, un estudio que indicaba que introducir este alimento a la dieta diaria ayuda a evitar las arrugas en la cara. Así mismo, la Fundación Española del Corazón, citada por el portal Mundo Deportivo, indica que el aceite de oliva previene la inflamación, tiene características antioxidantes y contribuye a mermar el riesgo cardiovascular, todos efectos propios del envejecimiento.

Pero los expertos indican que no solo basta con introducirlo en la dieta, pues una vez se logre ese hábito, hay que comenzar a utilizarlo para preparar diferentes mascarillas para aplicar en el rostro; aquí hay que mezclarlo con otro gran alimento como el aguacate.

Lo único que hay que hacer es mezclar estos dos elementos para lograr una pasta homogénea, aplicar en el rostro de 15 a 20 minutos y lavar la cara con agua tibia para retirarlo. Los beneficios son altísimos para la piel y el rostro, pues se hidratará, se aportarán nutrientes y se protegerá de agentes externos.

La mejor forma para rejuvenecer la piel después de los 50 años

De acuerdo con el portal web Tua Saudé, la vitamina C “es necesaria para la producción de colágeno, dándole firmeza y elasticidad a la piel”, aunque es común que algunos acudan a este componente en cápsulas en lugar de algunas frutas como las fresas.

De acuerdo con el portal Panorama, la vitamina C es la mejor aliada para lograr lucir de 30 con 50 años, pues ayuda a producir el colágeno en la piel. Consumir alimentos con esta propiedad es de las mejores opciones para revitalizar y recuperar el colágeno necesario, evitando arrugas hasta un 11 % menos. Entre las opciones de alimentos están las guayabas, fresas, frutos rojos y brócoli, sin dejar de lado la naranja.

Otras alternativas naturales para rejuvenecer la piel son los aminoácidos y minerales, tal y como es el caso de la glicina, el zinc y el cobre. Estos se encuentran en las almendras y las semillas de ajonjolí.

Se recomienda, de igual manera, consultar con un nutricionista o especialista, el cual determine la dieta y los alimentos exactos para cada cuerpo, ya que no todos los productos ejecutan la misma función en los organismos.

 

FUENTE: SEMANA