¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
25 de Abril,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El Conicet crea un programa para fortalecer la investigación y cooperación científica con China

El programa ha logrado articular a más de 50 investigadores que se encuentran radicados en diversos lugares del país.

Miércoles, 12 de julio de 2023 14:36

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) creó el  “Programa para el fortalecimiento de la investigación y la cooperación con China/Asia en Cs. Sociales y Humanidades”, con sede en el Ihucso Universidad Nacional del Litoral (Conicet-UNL). El espacio articula el trabajo de más de 50 investigadores e investigadoras que abordan el estudio de China y sus vínculos con Argentina y América Latina.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) creó el  “Programa para el fortalecimiento de la investigación y la cooperación con China/Asia en Cs. Sociales y Humanidades”, con sede en el Ihucso Universidad Nacional del Litoral (Conicet-UNL). El espacio articula el trabajo de más de 50 investigadores e investigadoras que abordan el estudio de China y sus vínculos con Argentina y América Latina.

En 2020, en tiempos de pandemia de COVID-19, un grupo de investigadores, impulsó desde el Consejo Nacional de Investigaciones Científica y Técnicas (Conicet), con el apoyo de Mario Pecheny -Vicepresidente de Asuntos Científicos-, la creación de un programa de investigación y colaboración centrado en el estudio de las transformaciones de la región asiática -especialmente China- y sus vínculos con América Latina. Víctor Ramiro Fernández, investigador en el Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral (Ihucso, Conicet-UNL) y responsable del mismo, resume la necesidad de contar con esta herramienta a nivel institucional: “en Conicet, una gran cantidad de gente ha venido trabajando sobre China de manera fragmentaria, cada uno en su objeto de estudio y desde su institución. Lo que el programa permite es articular los trabajos, los esfuerzos, promover la formación de proyectos conjuntos y la identificación de temas estratégicos comunes entre investigadores, grupos e instituciones”.

La importancia de crear este Programa, según detalla el documento fundante, surge como “respuesta a la creciente importancia de Asia y China en particular, en el escenario económico-político mundial, a los cambios emanados desde ese espacio en medio del actual proceso de globalización, al enorme debate en el campo de las ciencias sociales y humanas sobre las perspectivas del fenómeno para el sistema mundo en general y América Latina en particular. Así como al vínculo político, cultural, diplomático y comercial de Argentina con esta macro-región”.

Este escenario complejo y desafiante interpela a los organismos de ciencia y tecnología nacionales, tal como lo detalla el investigador: “China ha irrumpido en los objetos de trabajo de investigación de múltiples disciplinas de las ciencias sociales y humanas -en la geografía, la ciencias políticas, las ciencias económicas, la relaciones internacionales, letras, y el campo de la cultura-”; y es por ello que se propone la generación de un espacio institucional donde se fortalezca un Programa con líneas de investigación y la formación de recursos humanos asociados al análisis de China, sus transformaciones y vínculos con nuestra región.

El Programa -creado en abril de este año por Resolución Conicet Nº 636 -, ya ha logrado articular a más de 50 investigadores e investigadoras provenientes del Consejo y de Universidades Nacionales, que se encuentran radicados en diversos lugares del país. A dicha tarea de inventario, se suma el relevamiento -en proceso- de las capacidades del Sector de I+D+i en temas vinculados. Además, se ha llevado adelante una Convocatoria de ingreso a CIC específica, fruto de la cual accedieron por concurso 7 nuevos investigadores/as.

El desafío, explica Fernández, “es encontrar puntos de conectividad entre los 50 científicos y científicas vinculadas hasta ahora, estamos en un ejercicio de musculatura interna para fortalecer el espacio. Luego, el otro desafío es abrir la compuerta Conicet y proyectar el Programa fuera del organismo”. Ese afuera indica no solo instituciones del país sino del exterior, incluyendo las principales Instituciones Científicas vinculadas a las Ciencias Sociales y Humanas del escenario Sino-Asiático.

Entre las acciones previstas para este año, en el mes de noviembre, realizarán el Seminario “Conicet piensa China: una agenda en construcción”, evento que congregará ponencias sobre los dos grandes ejes que estructuran el Programa: “uno más vinculado a la cultura, las humanidades; y otro, más relacionado al campo de las transformaciones geoeconómicas y geopolítica, reuniendo -en ambos casos- gente de distintas disciplinas”, explica el investigador.

Finalmente, respecto al alcance del proyecto, Fernández explica: “por un lado, el Conicet ordena temas estratégicos que son crecientemente y públicamente relevantes; y al mismo tiempo, el Estado encuentra en el organismo personas que están abocadas a estas importantes temáticas, un insumo invalorable si Argentina capitaliza todas las contribuciones que pueden resultar de Programas como este”. Y completa: “el Conicet, con lo que creo tiene que cumplir es en producir ciencia de calidad, y al mismo tiempo, estar a disposición del Estado -u otros actores no estatales- para proveerles insumos o herramientas para el diseño de buenas políticas. Y en ese sentido, el Programa tiene una gran potencialidad para aportar”.

Temas de la nota