Carta de Lectores

Voluntariado

Hellen Keller decía “solos podemos hacer muy poco; unidos podemos hacer mucho” y desde Oajnu (Organización Argentina de Jóvenes para las Naciones Unidas) creemos que hoy es una fecha especial para recordarlo puesto que celebramos el Día Global del Voluntariado Juvenil.

Sabemos que el día a día no es fácil, que son muchas las injusticias que aquejan a nuestra sociedad y la realidad no ha sido favorable para ningún sector. Pero podría decirse que allí nace la mágica esperanza que a muchos nos hace decir “hoy puedo hacer algo al respecto”; comenzamos a ver desafíos en vez de problemas, codo a codo encontramos la fuerza para seguir y nos hacemos conscientes de que realmente somos agentes de cambio.
A quienes son voluntarios, sea cual sea la organización que los nuclea, queremos instarlos a no bajar los brazos y seguir trabajando por aquellos ideales tan lindos que los movilizan desde el fondo de sus corazones. Gracias por tu aporte, gracias por no ser indiferente, gracias por sumarte.
A quienes no lo son, los invitamos a reflexionar sobre la importancia de esta tarea que realizamos en todos los puntos del país y el mundo, que no conoce salario ni horarios, donde nos damos sin reservas al otro y somos felices por ello.
Que nunca se pierda la fuerza que nos impulsa porque pocos y aún locos, siempre podremos juntos.

Ángela Maritza Pereyra - Oajnu - Salta

Pando y el humor

La señora Cecilia Pando, que suele ser graciosa con sus apologías de la dictadura, no tiene sentido del humor. Demandó a la revista Barcelona porque no le gustó un fotomontaje. A nadie le gusta salir en Barcelona, pero es claro que quien se expone en público corre ese riesgo. La Cámara Civil había condenado a la editorial Gente Grossa, responsable de la revista, a pagar 70.000 pesos como indemnización. El fiscal ante la Corte Suprema, Víctor Abramovich, dictaminó que las caricaturas y fotomontajes están amparados en el derecho a la libertad de expresión. No siempre una caricatura es ingenua, pero Pando y los jueces quedaron como unos amargados.

Edurne Grecco - Salta Capital

Museo para pocos

Desde la Universidad Nacional de Salta se ha llamado a concurso para la cobertura del cargo de director del Museo de Ciencias Naturales. La noticia supuso satisfacción en muchos de los que creemos que el sitio debe ser lugar de investigación, conservación de un valioso patrimonio y fundamentalmente educación y conexión de los estamentos académicos con la sociedad. No obstante, en las bases del llamado a concurso se establece una cláusula restrictiva, y hasta diría que cercana a la discriminación, al pedirse como condición de los aspirantes el que tengan “título universitario de biólogo, geólogo, ingeniero agrónomo, ingeniero en recursos naturales o similar”. No se ha pensado, durante la elaboración de estas bases, que quizás un profesional formado en museografía podría reunir las condiciones necesarias para el desarrollo de tal tarea ni se ha visto necesario ampliar el llamado a concurso a personas relacionadas al periodismo de divulgación de las ciencias naturales, a naturalistas, ornitólogos de campo con formación en museología, etc. Debo decir que tal es mi caso. No deseo aquí hablar mucho de mi persona, pero se me hace necesario, para justificar mi anhelo de participar del concurso en calidad de aspirante, explicar que, si bien recibí formación universitaria en las áreas de las comunicaciones sociales, el periodismo y la locución, vengo desarrollando desde hace décadas un trabajo concienzudo, riguroso y, lo que es más importante, lleno de pasión, en las ciencias de la naturaleza y la divulgación de temas relacionados a ella. He publicado trabajos de divulgación científica, artículos en revistas científicas y dos libros sobre las aves de nuestra región. Realicé documentales para el Incaa y otros de producción independiente. Es una pena considerar que en el llamado a concurso para la cobertura del cargo de director del museo se actúa de manera tan mezquina. El museo no ha tenido director durante largos años; su aspecto exterior muestra un franco deterioro; su horario de apertura y cierre es antojadizo e inconveniente. No tiene criterios modernos de exposición; su vinculación con la sociedad es muy pobre; no concreta publicaciones propias y, como ya expresé, sus criterios de accesibilidad hacen que una mamá con un cochecito de bebé no pueda ingresar si alguien no le brinda su ayuda.

Elio Daniel Rodríguez - Salta

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...