Carta de Lectores

Barba y River

Cuando Durán Barba fue procesado por su campaña telefónica sucia contra Daniel Filmus, todos los funcionarios del PRO afirmaban, al ser consultados, no estar al tanto de la situación y se excusaban de opinar basados en su supuesto desconocimiento. Se notaba, y a muchas leguas, que estaban “coucheados”. Hoy, cuanto dirigente, jugador o miembro del cuerpo técnico del CARP fuera consultado sobre el penal no cobrado a su empleado Pinola, respondía que este no había cometido falta al no haber tenido intención de golpear a su adversario. Una y otra vez, todos decían lo mismo. Moralmente, dos casos de inconmensurable hipocresía. En el primero, porque el ecuatoriano ya había aplicado el mismo tipo de propaganda, la Negra, mientras asesoraba a un candidato mexicano. En el segundo, porque la falta de intención de cometer una infracción dejó de ser un eximente hace casi tres décadas. Técnicamente, dos casos de discurso alineado y de negación de los defectos propios como parte de la regla propagandista de orquestación, la misma que, entre otras, utilizaba Göebels. 
 

Adrián Dib Chagra - Zuviría 982 - Salta

Agradecimiento

Días atrás mi esposo tuvo un accidente doméstico de cierta gravedad, y por intermedio de El Tribuno, quiero agradecer la loable y excelente atención puesta de manifiesto por emergencia 911 de quienes recibimos una excelente atención, al igual que los servicios del SAMEC y la Policía de la Provincia. Todos se portaron de maravillas, sin importales nada, y ni de quién se trataba.
Estas cosas como le ocurrió a mi esposo, uno espera la mano de terceros, y esta vez me tocó a mí. Y recibí el cariño y la calidad humana de muchas personas, por eso quiero agradecerles a todos por el apoyo recibido y darles mil gracias.
 

Irene M. Chibán - Salta Capital

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...