Carta de Lectores

Edesa está en el pasado

Queremos destacar una acción de personas desconocidas que aún tienen presente que la solidaridad es algo que aún hoy se mantiene en muchas personas. El 9 de enero, regresando de unos días de estadía en San Carlos , en el viaje de regreso extravié mi cartera con todos mis documentos (DNI, tarjetas, dinero y otras pertenencias), de lo cual me doy cuenta al intentar realizar unas compras en Talapampa. Como es de suponer, esto provocó una crsis de nervios, la cual superé luego de realizar la denuncia correspondiente por la pérdida de las tarjetas y en el día de hoy la tramitación por un DNI nuevo. Para mi sorpresa (por demás agradable) el día 11 se presentaron en mi domicilio dos integrantes de la fuerza de gendarmería trayendo todos los elementos que consideraba perdidos, sin que falte absolutamente nada. Queremos destacar y agradecer por este medio la actitud de estos hombres, que no solo no quisieron dar su nombre ni recibir nada más que las gracias, sino que simplemente dijeron que cumplieron con su deber. Esto es un ejemplo de que aún existen personas honestas y que no todo está per dido.

Walter Adrían Vilte

Agradecimiento

Queremos destacar una acción de personas desconocidas que aún tienen presente que la solidaridad es algo que aún hoy se mantiene en muchas personas. El 9 de enero, regresando de unos días de estadía en San Carlos , en el viaje de regreso extravié mi cartera con todos mis documentos (DNI, tarjetas, dinero y otras pertenencias), de lo cual me doy cuenta al intentar realizar unas compras en Talapampa. Como es de suponer, esto provocó una crsis de nervios, la cual superé luego de realizar la denuncia correspondiente por la pérdida de las tarjetas y en el día de hoy la tramitación por un DNI nuevo. Para mi sorpresa (por demás agradable) el día 11 se presentaron en mi domicilio dos integrantes de la fuerza de gendarmería trayendo todos los elementos que consideraba perdidos, sin que falte absolutamente nada. Queremos destacar y agradecer por este medio la actitud de estos hombres, que no solo no quisieron dar su nombre ni recibir nada más que las gracias, sino que simplemente dijeron que cumplieron con su deber. Esto es un ejemplo de que aún existen personas honestas y que no todo está per dido.

Irma del Retambay y Laureano Jaime Sánchez

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...