Carta de Lectores

Vacunas y algo más

Es una tranquilidad que, poco a poco, avance la vacunación contra el coronavirus. Hubiera sido todo mejor y más serio si, desde el principio, se cumplía el plan internacional de vacunación, empezando por los médicos y enfermeros, las personas mayores y los habitantes de zonas de particular riesgo. Es decir, un plan sanitario. Además, si el Gobierno nacional hubiera comprado todas las vacunas de buena calidad y de provisión segura y en tiempo, vinieran del país que vinieran. Lamentablemente, eso es pedir demasiado a nuestros políticos, que hasta con una epidemia buscan sacar rédito.
Por otra parte, sería muy importante que empiecen a preocuparse por las cirugías, los estudios oncológicos y los controles cardiológicos que se vienen postergando en nombre del COVID-19. Y, también, que se informe sobre la situación nutricional de los grupos sociales de riesgo. Nuestro país, y Salta en particular, tienen una tradición honrosa en materia de prevención sanitaria, que en los últimos años se fue diluyendo por falta de profesionalidad.

Manuel Alonso Romero - Salta

Pérdidas irreparables

Hermoso gesto este de rendir homenaje a los 93 mil muertos por el coronavirus, aunque llega un poco tarde. Especialmente por el “llamado a la unidad” del Presidente a pocos días de acusar a la oposición de una campaña antivacuna, -que nunca existió-, e ironizar sobre la tragedia de quienes no pueden recibir la segunda dosis “de veneno” porque el presidente ruso cobró y no cumplió.

Creo que siempre es bueno un acto de reflexión, aunque no repara el daño que ha causado esta pandemia ni recupera los meses de escolaridad perdidos por una generación de niños y jóvenes. 

Jorge E. López - Orán

Ediciones Anteriores

Enero de 2017

L M M J V S D
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
cargando...