Un pitbull americano que fue robado hace nueve días habría sido utilizado en peleas clandestinas. Se llama Shiffo y fue hallado ayer en el barrio metanense El Jardín, por efectivos de la Policía de la Provincia.
El protagonista de esta sorprendente historia es un ejemplar de pedigree, de tres años edad y de pelaje castaño. El animal es propiedad de Estter Díaz, quien se lo regaló a su hijo Leonel, de 19 años, quien manifestó que Shiffo perdió al menos 10 kilogramos y se encuentra muy lastimado. “Lo que me llamó la atención es que tiene los dientes limados y desgastados. Estoy seguro de que lo hicieron pelear, porque siempre fue un animal muy cariñoso y ahora está en extremo nervioso e inquieto”, dijo Leonel.
 

Desde la comisaría local informaron que no tienen antecedentes recientes ni denuncias sobre el desarrollo de peleas clandestinas en Metán; sin embargo, iniciarán una investigación.
La odisea comenzó el domingo 8, cuando Shiffo se escapó de la vivienda de la familia Díaz, ubicada en el barrio Libertad, y comenzó a buscar a Leonel que había salido momentos antes.
“Pude averiguar que cuando Shiffo iba por la zona del Paseo de la Estación, donde están las vías del ferrocarril, una pareja que circulaba en una motocicleta roja lo capturó y se lo llevó”, dijo Estter a El Tribuno.
Desde ese momento, su familia comenzó a vivir un calvario, porque demostraron que realmente aman al animal que, a pesar de ser considerado de raza peligrosa, es muy cariñoso.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...