Indumentaria
A los argentinos les gusta consumir indumentaria

Fue en octubre una onda comercial muy fuerte. Ello implicó que la ventas en las distintas bocas de comercialización pudieron aumentar.

Una manera de desprenderse del dinero que se deprecia por la inflación fue recurrir a los centros de comercio importantes a pesar de la remarcación de los precios.

Entre las buenas ventas, se destacan los artículos de indumentaria que aumentaron 20%. Y como reflejo de un consumismo que no cesa, a su vez, los productos de supermercados se vendieron más del 18%, con relación a octubre de 2012.

Todo estos datos fueron relevados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Además de la indumentaria que gusta adquirir a los argentinos, el Indec señaló que en septiembre los rubros con mayor venta en los shoppings fueron diversión (77,3%) y juguetería (51%), y en los supermercados panadería (52,7%) y lácteos (40,6%).

La dependencia oficial precisó que en octubre las ventas desestacionalizadas a precios constantes tuvieron un aumento de 20,4% en los grandes centros de compra, mientras que frente a septiembre pasado el avance fue de 3,6%. En los supermercados, en tanto, la variación positiva fue de 18,4% interanual y de 2,7% en la medición mensual.

En los supermercados

La Encuesta de Supermercados, eleborada en base a datos relevados en 69 empresas distribuidas en todo el territorio nacional, precisó que las ventas a precios corrientes sumaron 11.555,6 millones de pesos en octubre, lo que representó una suba de 27,4% respecto al mismo mes del año anterior y una mejora de 7,1% mensual en la medición con estacionalidad.

En tanto, la variación interanual de las ventas de los primeros 10 meses del año fue de 25,1% respecto a igual período de 2012.

La Encuesta de Centros de Compras (Shopping Centers) se hizo en 36 centros de compras, de los cuales 18 se encuentran ubicados en la ciudad de Buenos Aires y los 18 restantes, en el conurbano bonaerense.

Según los números informados por el Indec, las ventas a precios corrientes con estacionalidad alcanzaron los 2.291,7 millones de pesos en octubre, lo que significó un incremento de 32,7% respecto al mismo mes del año anterior y de 18,5% frente a septiembre pasado.

Compran menos lácteos

El argentino consume menos lácteos, a pesar de que los artículos de la canasta familiar tienen una gran demanda.

El hecho de que no suba la venta de lácteos implica no tan sólo consecuencias para la prevención de enfermedades, sino también económicas.

Un estudio reciente demostró que una proporción importante de argentinos no ingiere las porciones de lácteos recomendadas, en todas las etapas de la vida, lo que implica un escaso consumo de calcio.

El impacto en la demanda de lácteos es que ninguna de las franjas etarias cumple con el requerimiento de consumir tres porciones diarias de lácteos.

Los adolescentes son los que se encuentran en una peor posición ya que son los que menos consumen y justamente en una etapa en que el desarrollo implica mayor demanda; 9 de cada 10 no cumple con los requisitos (87 por ciento). En tanto, 72 por ciento de los escolares de 5 a 12 años, tampoco consumen lo que necesitan.