Metan
Sigue la queja por los malos olores del matadero
Residentes de la Villa San José y del barrio Matadero piden su traslado

El frigorífico privado que funciona en la zona este de San José de Metán, en plena zona urbana y rodeado por viviendas, fue nuevamente clausurado y posteriormente habilitado, pero continúan las encendidas quejas de los vecinos.

El director de Inspección y Control de la Municipalidad, Roberto Viñas confirmó que el establecimiento fue clausurado porque tenía sucias las pre cámaras.

"Se había otorgado un plazo de 24 horas para poner en condiciones el lugar, pero como no lo hicieron se procedió a la clausura, el martes pasado. El miércoles por la tarde los inspectores de nuestra área realizaron una nueva verificación y constataron que había una buena higiene en general en el sector de faena, en las cámaras y los corrales, entre otros sectores, por lo que quedó habilitado", dijo Viñas a El Tribuno.

"Al matadero se le hacen controles en forma permanente, fue clausurado en varias oportunidades. El problema es que se encuentra en un sector poblado y las quejas de los vecinos son permanentes por los malos olores. Estamos trabajando para que se haga posible el trasladado de las instalaciones", remarcó.

El histórico matadero de San José de Metán se encuentra sobre las calle Río Piedras, que divide a los barrios Matadero y Villa San José. Fue municipal, pero luego se hizo privado.

Olores insoportables

Solamente una tela divide la vivienda de Carlos Guillermo Caro del cuestionado frigorífico. "En este lugar ya no se puede vivir porque cuando carnean no limpian de manera inmediata y salen malos olores y agua con sangre y desechos", señaló el vecino.

"Yo vivo desde hace 40 años en este lugar, a estos problemas los padecemos por lo menos desde hace 15 años. Lo clausuraron, hicieron limpiar, pero continúan los malos olores porque la higiene del lugar, en general, es mala. Hay dos galpones que tienen restos de maíz en el que proliferan las ratas. Yo no sé de qué manera se hacen los controles a este lugar", señaló Caro, indignado.

El vecino dijo que espera que el traslado del frigorífico se haga lo más pronto posible y que no sea una promesa de campaña electoral.

"El matadero estuvo clausurado, pero ahora sigue trabajando. Es realmente asqueroso, no podemos comer tranquilos debido a los malos olores. Además de ese lugar salieron unas ratas enormes. En esta zona hay muchos chicos, por eso pedimos una solución definitiva a este problema", dijo la vecina, Emilse Sosa.