Declaró el cura Loyola Pinto y deslizó que habría más víctimas de abusos

Ayer por la mañana declaró el juez vicario Loyola Pinto en la causa por abuso sexual contra el excura Lamas. Su declaración, que apuntó a la existencia de otros casos que no fueron denunciados penalmente, y sumó nuevos testigos, complicaron más a su excolega. La querella aseguró que el testimonio sumó nuevas pruebas.

El cura Loyola declaró durante casi dos horas ante la fiscalía. Al ser el juez vicario que valoró diferentes pruebas, por las que decidió quitarle el sacerdocio a Lamas, es uno de los más informados sobre el caso.

"Conté cómo se llevó el proceso, quienes participamos en él, y el movimiento interno. Quedaron bajo secreto pontificio los nombres de denunciantes y víctimas que no quisieron hacer pública su situación", indicó Loyola. El cura Pezet, que también participó en el juicio eclesiástico, aseguró que durante el proceso hubo una tercer víctima, pero que solo denunció ante la Iglesia y pidió reservar su identidad. Con aquel dato, los que habrían sido víctimas de Lamas ascendían a tres.

Consultado para que confirme esa cantidad, Loyola aseguró: "Están mal informados", deslizando que serían más.

Loyola se limitó a dar algunos datos, otros quedaron bajo secreto pontificio, "los nombres de denunciantes y víctimas que no quisieron hacer pública su situación", especificó. Además, sumó nuevos testigos como "sacerdotes que habían trabajado con Lamas durante esos años". Sobre la confesión que firmó el excura ante el Tribunal, y que ahora denuncia haberlo hecho bajo presión, el juez vicario negó "rotundamente" que haya sucedido así.

El fiscal Obeid, que pidió allanar el arzobispado en busca de las actas del juicio, le cuestionó la "poca colaboración" de la Iglesia. "Plantearon por qué no colaborábamos, y se les dijo que sí colaboramos pero en el marco del respeto propio. Las actas pertenecen a la Congregación de la Doctrina de la Fe. Si la fiscalía envía un oficio al cardenal Ladari, jefe de la Congregación, y autoriza, él las entrega fácilmente", aseguró.

Segovia, el abogado de la querella, destacó la colaboración del cura, y aseguró que se contrasta con la actitud del arzobispo Cargnello, a quian lamentó no poder "entrevistar personalmente". El letrado advirtió que el testimonio acarreará "consecuencias positivas para la causa".

El próximo en declarar será Cargnello mediante un escrito. Las partes tienen hasta el martes para pasar las preguntas.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...