Gimnasia y una cuenta regresiva de nueve días para un verano 2019 intenso

A Gimnasia y Tiro le espera un enero intenso. Y como si fuera poco el estrés competitivo y las tensiones por tener que pelear la permanencia en el Federal A, en la agenda del equipo de Daniel Ramasco también asoma la fase preliminar de la Copa Argentina como competencia a paralela, que deberá disputar un par de semanas antes de la reanudación del campeonato que más le importa. Y para colmo, deberá dirimir la eliminatoria copera en un clásico con un Juventud que comparte objetivo, afán y esmero con los de la Vicente López, clásico que ni uno ni otro desea mucho jugar.

Es que la agenda de la copa federal llegó para complicar las agendas apretadas de ambos equipos, que tienen que readecuar la preparación y la rutina de pretemporada, teniendo en cuenta que tendrán que jugar 18 días antes de sus debuts en la reválida. Y desde ahí hasta el 24 de marzo tendrá una carrera interminable de 10 partidos hasta el 24 de marzo, día que podría ser determinante para el futuro del fútbol salteño (antonianos y millonarios se enfrentan ese día por la última fecha de la reválida). 

Desde hoy, al plantel millonario le restan solo nueve días de vacaciones, ya que tras las Fiestas el grupo automáticamente volverá a la carga, el próximo 2 de enero, para los trabajos de precompetencia. Catorce días después de los primeros movimientos físicos llegará el choque de ida con el santo en el Martearena, y el 20 de enero tendrán la revancha en el Gigante del Norte. Gimnasia recibirá en la primera fecha a Altos Hornos Zapla, el 3 de febrero.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...