Fernanda Yapura cerró su temporada en Suiza

Entre los cerros y bellos paisajes suizos en la ciudad de Aigle, Fernanda Yapura activa los frenos, se baja de la bici, descansa y reflexiona. Ya es tiempo del balance. Su temporada finalizó en Europa. Con más de una docena de carreras. Con días largos de entrenamiento y concentraciones interminables a más de 10 mil km de distancia de su Rosario de Lerma natal.
Con dos carreras en Italia, el Giro dell’Emilia Internazionale y en el Grand Prix Bruno Beghelli, Fernanda cerró su año. Si bien sus últimas performances no fueron las esperadas, estuvieron por encima de las marcas del año anterior. 
“No fue una temporada como yo quería. Mi perspectiva era demasiada alta, quizá eso me perjudicó. Pero si comparo los resultados con respecto a lo que hice en 2018, fueron muchas las mejoras. Este año fue más de aprendizaje, tuvimos cambios en el equipo, con el nuevo entrenador no logré sentirme bien físicamente, ni fuerte como para pelear podios. La verdad es que mi año fue regular, ni tan bueno, ni tampoco tan malo, con ventajas y desventajas podemos decir que fue una temporada normal”, analizó Yapura para El Tribuno, desde el Viejo Continente.


Por estos altibajos, la rosarina tomará poco tiempo de descanso permaneciendo en Europa, donde ya inició conversaciones para dejar el equipo femenino UCI (Central Mundial de Ciclismo) por otros de España o Francia.
La joven salteña de 21 años recordó que lo mejor de 2019 fue su participación en los Juegos Panamericanos. “Fue mi primera vez y fue muy lindo. La prueba contrarreloj me salió bien, solo que allí cometes un error y salís del podio, y eso me pasó a mi. Fueron 9 segundos, pero veo que se puede estar en el podio, es una motivación más. Y en la prueba de pelotón traté de buscar la mejor táctica, pero los otros países estaban muy fuertes”, añadió Fernando.    
Otras de las duras competencias que tuvo en el año fue el Tour de Arderech. Siete días de competencias con muchos caminos de ascenso. En una de las etapas logró meterse en el puesto 14. “A ese nivel fue muy bueno, antes llegaba 40° o 50°. Pero competí con chicas del Campeonato Mundial, para esta carrera me preparo mucho, y en mi categoría salí 6ª en la general. Fue una muy buena experiencia”, contó.

10 mil personas / viven en Aigle, una ciudad que se encuentra a 105 km de distancia de Berna, la capital suiza. Además está cerca de otras grandes ciudades europeas: a 200 km de Turín, a 300 de Milán, a 100 de Ginebra, a 600 km de París, a 550 km de Venecia y a 650 de Munich.

Y su mejor performance fue la Vuelta a Burgos, en España, “Terminé entre las 20 de la general. Esa carrera me dio muchos puntos, los que necesitaba para los Panamericanos, fue mi mejor resultado”, analizó Fernanda. Su calendario anual incluyó más carreras provinciales en Suiza, donde ganó el Gran Prix Chamberi.
Yapura revivió su día a día en Suiza. Entre el hotel y el predio del Centro Mundial de Ciclismo, un complejo de elite ubicado en la misma ciudad. Se levantó cada mañana a las 7. A las 9 o a las 10, según el clima, comenzaban los entrenamientos. Los inviernos en Aigle son muy fríos. Había lardos días de “pasadas en la montañas”, pero la sede de la UCI es la base central. Allí se come y se descansa. Hay salas con TV, con juegos y café. Fernanda mataba el tiempo con sus compañeras hasta la hora del gimnasio. La cena era puntual, a las 18.30, y había que reportarse en las habitaciones a las 21. Exigencias del primer mundo, de la elite. 
Fernanda intenta mantenerse en Europa para seguir progresando. Ya aprendió varios idiomas. Pronto volverá a Salta para volver a tomar impulso y seguir pedaleando.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...