Insólito: cortan la luz en la terminal porque el municipio estaba "enganchado"

La terminal de colectivos de la ciudad de General Güemes se encuentra con el suministro eléctrico cortado por Edesa, y por esa razón, para hacer frente a la emergencia y restablecer el servicio, el municipio colocó un equipo generador que funcionará a combustible hasta que la energía eléctrica sea restituida por la prestataria.
El corte se concretó el pasado viernes, alrededor del medio día, cuando personal técnico perteneciente a la empresa fue enviado desde la capital para proceder al corte.
Los operarios se negaron a dar información y solo dijeron que el corte había sido ordenado por la gerencia debido a que la Municipalidad estaba “enganchada” a un medidor de obra.

Reconección “a la criolla”

En realidad, el jueves 21 ya se había realizado un corte por personal de Edesa, pero personal municipal realizó una reconexión “a la criolla”. Frente a esta situación, Edesa ordenó no solo el nuevo corte sino además el retiro de todo el cableado de la terminal de colectivos.
El corte de luz generó un gran perjuicio a las boleterías del anexo de la terminal, debido a que para vender boletos hacen uso de internet. También los quioscos instalados en sus instalaciones se vieron perjudicado por la falta de refrigeración, especialmente, en una ciudad donde la temperatura rondó los 40 grados. 
La solución que implementó la Municipalidad para subsanar momentáneamente este problema fue la instalación de un grupo electrógeno que trabajará las 24 horas para iluminar un sector de la terminal.

Razones espurias

Sobre esta situación, Néstor Galíndez, como jefe de Obras públicas, explicó: “No tenemos luz porque Edesa interrumpió el servicio y al cual nosotros nos encontrábamos conectados con un medidor de obra. Lógicamente, no es lo correcto, pero también debemos decir que las boleterías y los quioscos no pagan la luz que utilizan”.
“De esto ya ha pasado mucho tiempo, por lo que los usuarios y las empresas que están en el anexo de la terminal tienen que hacer los trámites para solicitar su medidor”, señaló Galíndez, y agregó: “Los trabajos que la Municipalidad tenía que hacer para que ellos se puedan conectar ya están hechos, ya presentamos los planos eléctricos en el Copaipa, pero aun no fueron aprobados. Es cierto que estos trámites tienen su parte burocrática, pero la demora ya es demasiada. Por otro lado, Edesa no contempló la situación y simplemente nos cortó la luz”.

Deslindó responsabilidades

Galíndez explicó que esto es “una desinteligencia entre Edesa y el Copaipa. La comuna no tiene nada que ver, esto es una problemática entre Edesa y Copaipa, porque esta última institución todavía no aprobó los planos a pesar que llevan un rato de haber sido presentados. Edesa nos manifiesta que necesita de los planos aprobados para poder permitir que la gente se conecte”.
Por otro lado el funcionario volvió a remarcar que es necesario que cada usuario de la terminal, realice los trámites individualmente.
“Cada uno de los usuarios en el anexo como son boleterías y algunos negocios, como así también los quioscos exteriores tienen que tener su medidor. Es un trámite que deben realizar ante Edesa”, remarcó.
“Hoy lo que hace el municipio es tratar de que no se vean perjudicado estos usuarios, para lo cual contrató un grupo electrógeno que les va a permitir trabajar con cierta normalidad, esto mientras se espera por la aprobación de los planos por parte del Copaipa y el pedido de conexión individual por parte de los usuarios”, finalizó.

Los más perjudicados

La familia Krampotick, que cuenta con un quiosco en la terminal desde hace varias décadas, se mostró muy preocupada porque a pesar de haber solicitado la correspondiente conexión y haber pagado todo lo que lo exigido, no cuentan con su medidor. “Hicimos el pedido en Edesa, pagamos lo que nos pidieron, que fue bastante, pero no tenemos nada todavía”, dijeron.
La respuesta a esta preocupación fue que Edesa se niega a conectar a un solo usuario y exige que todos tengan el pedido realizado para hacer un solo trabajo, algo que le parece injusto a esta familia que vive de su trabajo.
Un medidor de obra se instala provisoriamente ante el pedido de una empresa. En este caso po solicitó la empresa que tuvo realizando el recambio de los techos en la terminal.
De ese medidor se enganchó la Municipalidad para dar luz a las boleterías y quioscos, aun cuando la empresa de ingeniería ya se retiró. Y continuaron conectados en forma clandestina hasta el viernes.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...