Denuncian que  pasan noches de terror por un boliche que abrió en el centro

La polémica que se inició en mayo de 2017 parece no tener fin. Seis vecinos del centro de la ciudad de Metán radicaron denuncias en la comisaría 30 por ruidos molestos, presencia de menores beodos y otras presuntas irregularidades en un boliche que comenzó a funcionar el fin de semana pasado en 9 de Julio y Buenos Aires.

La Municipalidad le otorgó la habilitación a un empresario del rubro y aseguró que cumplió con todos los requisitos legales para el funcionamiento del local, denominado ahora Mandala.

"El viernes pasado comenzó la actividad en el boliche. La verdad es que el ruido fue insoportable porque comparto la medianera con el local y fue una pesadilla. Incluso el dormitorio de mis hijas, de 8 y 11 años da hacia la medianera y no es justo que las haya tenido que enviar a dormir a otro lugar, porque no podían descansar", dijo Romina Vico.

"Los sábados yo también trabajo y no pude dormir. Además, a las 7 de la mañana el local todavía no había terminado sus actividades y después había vehículos con muchachos tomando en la calle. Luego comenzaron a acomodar todo para el sábado porque hubo un cumpleaños de 15 y el ruido fue peor que la noche anterior, porque temblaban las paredes y los vidrios de mi casa por la música", destacó.

"Es una situación muy triste porque no somos escuchados por nuestras autoridades. Venimos luchando desde hace más de dos años con este tema y no sé qué clase de control hace la Municipalidad, pero esto no puede continuar", señaló Vico indignada.

Luego del fin de semana de "terror", donde mientras algunos se divertían otros no podían descansar, los vecinos decidieron radicar denuncias en la comisaría 30.

"Este boliche no puede funcionar en el centro de la ciudad donde hay vecinos, entre los que hay personas mayores, enfermos y niños. La música fue muy fuerte y el movimiento nocturno fue incesante el fin de semana. A la salida los chicos gritan, discuten, se pelean y van con los autos con la música a todo volumen. Incluso un joven estaba orinando en la puerta de mi casa", dijo la vecina Juana María Navarro.

"Este es un barrio tranquilo y nos están haciendo un daño tremendo porque queremos vivir en paz. No sé cómo la Municipalidad permitió esto, ni por qué el Concejo Deliberante no hace nada. Les dimos dos años a los concejales, pero todavía no pudieron resolver este grave problema", dijo Navarro muy molesta.

La oposición de los vecinos comenzó el 25 de mayo de 2017, cuando presentaron notas a la Municipalidad y al Concejo Deliberante, cuando otro empresario pretendía abrir un local bailable en este lugar.

"Presentamos una nota ante el Concejo Deliberante, para hacer un pedido formal con el objetivo de que se modifique la ordenanza 3760/16, que se encontraba desactualizada y mal redactada en diversos artículos, ya que no respetaba el principio del bien común y la integridad de los vecinos, ante los espectáculos públicos", destacaron los vecinos en esta oportunidad.

"El municipio, con buen criterio, por los problemas urbanísticos, impulsó con el Concejo Deliberante la ordenanza 3847/17, que dejaba sin efecto y suspendía toda habilitación, desde el 25 de octubre, por el término de 12 meses. Luego, por esa ordenanza los dueños del boliche presentaron un amparo, pero fue rechazado por el juez Sebastián Fucho, quien falló a favor del municipio y dijo que no encontró ningún acto de ilegalidad", remarcaron los residentes.

Los vecinos señalaron que en junio pasado, enviaron nuevamente notas dirigidas al Concejo Deliberante y a la Municipalidad, debido a que observaron que estaban refaccionando el local. Pero confirmaron que no obtuvieron respuestas.

“Está habilitado legalmente”

Por su parte, Roberto Darío Viñas, quien es director de Inspección y Control General de la Municipalidad, destacó que el nuevo boliche está legalmente habilitado y que cumple con los requisitos y normas.
“Entendemos los reclamos de los vecinos, que necesitan descansar y que les genera algunas molestias el boliche, como también entendemos que el personal y el propietario del local necesitan trabajar y que los jóvenes tienen derecho a divertirse en un ambiente seguro. Estamos buscando un punto de equilibrio, pero estas cuestiones se dirimen en la Justicia”, dijo Viñas.
“Nosotros estamos haciendo cumplir las ordenanzas vigentes a rajatabla y en ese sentido no hay actualmente ningún impedimento para que no se habilite ese local, que cumplió con todos los requisitos y exigencias. Reúne todas las condiciones. Cuando se estaba por abrir el boliche anterior en ese mismo lugar, el Concejo Deliberante sacó una ordenanza, en la que se prohibió durante un año la habilitación de los locales. Pero el tiempo ya pasó, caducó y no continuaron trabajando al respecto”, remarcó el director de Inspección y Control.
Viñas destacó que el fin de semana hubo controles de capacidad, seguridad y de decibles, en el nuevo boliche.
Incluso detalló que el máximo permitido, para esa zona, es de 95 decibles afuera y en el interior de 105. “Hicimos las mediciones y nos dio 87,80 en el exterior y 104 adentro. Pero además, cuando tomamos conocimiento de las quejas de los vecinos, pedimos que disminuyeran el volumen”, dijo.
Sobre la presencia de menores en el local, dijo que eso le compete a la Policía.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...