“Acortar la brecha de género  en el sector de las tecnologías”

Zaida Ruth Caiguara Ramírez es una joven jujeña de 26 años, estudiante de Ingeniería Electrónica en la Universidad Nacional de Tucumán (UNT).
Es descendiente de pueblos originarios, forma parte de la Comunidad Kolla de La Quiaca Vieja y fue designada como embajadora de la compañía Huawei para la promoción y la inclusión digital en el marco del programa de género de la empresa: “Igual ICT”, que tiene como propósito acortar la brecha de género en el sector de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en Argentina. 
Desde temprana edad, Zaida tuvo que dejar su lugar en el mundo: La Quiaca, para poder estudiar y desarrollarse académicamente.
Primero pasó por San Salvador de Jujuy, donde cursó la secundaria en el Colegio 1 Teodoro Sánchez de Bustamante y descubrió su fascinación por la matemática, la física y la tecnología; lo que la llevó a inclinarse por la ingeniería. Posteriormente ingresó a la carrera de Ingeniería Electrónica de la UNT.

“Semillas para el futuro”

“Me apasiona la tecnología. A partir de mis estudios se me abrieron posibilidades para poder desenvolverme en el área de telecomunicaciones”, expresó Zaida en diálogo con El Tribuno. 
Anteriormente, durante este año, la joven también participó de otro de los concursos educativos de la empresa, “Semillas para el Futuro 2020” y resultó finalista. 
Había elaborado un video sobre la necesidad de mejorar la brecha en el acceso a internet y las bondades del 5G. Tal fue el impacto, que el video se viralizó en Inglaterra, Estados Unidos, México y muchos otros países.
“Teníamos que preguntarnos cómo podemos cambiar la comunidad en la que vivimos. Este fue mi puntapié inicial”, contó. 
La joven, quien está próxima a rendir su tesis y también se desempeña como docente, considera sumamente importante hablar de equidad de género en el mundo de la tecnología. “Si miramos hacia atrás, en la ediciones anteriores de Semillas participaban una o dos mujeres pero este año tuvimos la dicha de que lo hagan más. En la primera etapa virtual, de 40 participantes 10 éramos mujeres. Es un gran logro”, recalcó.
En esa línea surgió el programa ITC que busca promover el derecho digital acortando la brecha de género. El año que viene lanzarán capacitaciones para unas 1.000 mujeres y otorgarán certificaciones a nivel internacional. 
Para Zaida, ser embajadora de Huawei le otorga una experiencia invaluable. 

“Clementina”

Un foco sobre el cual busca debatir tiene que ver con el rol de la mujer en la historia de la tecnología. “La mujer a lo largo de la historia ha participado en la ciencia y tecnología, pero la visibilidad que le damos es poca”, manifestó.
Recordó que “Clementina” fue la primera computadora para fines científicos traída a la Argentina. Funcionó entre 1961 y 1971 en el Instituto del Cálculo, dependiente de la Universidad de Buenos Aires. Un dato no menor es que en las fotografías de esa época, la PC está rodeada solamente de mujeres. 
“Si buscamos hoy en día algo referente a la tecnología, la mujer no tiene ningún tipo de representación. Buscamos revertir esto. Hay un sesgo importante”, dijo. Sostuvo que buscan proporcionar esta mirada de género porque consideran que es importante diversificar el área, ya que así se encontrarán distintas formas de diseñar tecnología y eso democratizará el desarrollo y tendrá un impacto social, educativo y a nivel país. “Vamos a hacer crecer la tecnología de otra manera”, hizo hincapié. 
Añadió que es necesario que se visibilice que hay agentes de cambio, mujeres dedicadas a la tecnología y no tan solo que se dedican sino que se destacan.
La pandemia ha demostrado que las personas no pueden quedarse atrás de la tecnología. “La tecnología corre maratones y tenemos que entrenarnos para seguir ese trote porque el día de mañana no va a existir una línea que nos separe de ella, independientemente de la carrera que uno elija. Saber volcar conocimientos en este mundo digital será fundamental y todos debemos estar involucrados”, aseguró. 
Agregó que a futuro habrá una mesa de debate sobre cómo regular la tecnología, a quiénes afectará y por qué es importante que la mujer tenga voz y voto.
Y agregó que la conectividad no es algo federal y que en lugares lejanos se limitan un montón las oportunidades. “Luchar contra esos sesgos y dar visibilidad es el paso de un gran cambio para que se generen las condiciones propicias y todas las personas puedan acceder a la tecnología”, concluyó.
 

Orgullo por las tradiciones y cultura

Zaida Caiguara es la segunda mujer de entre cuatro hermanos. Es hija del médico Miguel Caiguara y la enfermera Francisca Ramírez. Para la joven la figura de su abuela, quien vive en La Quiaca Vieja y busca transmitir las costumbres de generación en generación, es muy importante. Fuertemente ligada a sus raíces, ella expresa que su abuela cuenta historias relacionadas con las estrellas y la luna cada vez que se reúnen, a fin de darles continuidad a las tradiciones porque allá la conectividad es nula y todo se transmite personalmente.
En pleno proceso del armado del trabajo final que la convertirá en ingeniera Electrónica, se abrió la posibilidad de participar de los programas de la compañía Huawei. Quedó seleccionada para una beca y aspira a quedar entre los últimos 10 seleccionados para viajar a China y capacitarse. Asegura que debemos “estar orgullosos de lo que somos y de nuestra cultura”.
“Conectar no es solo unir cables o instalar antenas, es acercar personas trascendiendo distancias, abriendo las puertas hacia una nueva realidad”, expresó Zaida, quien espera que su historia de superación sea una fuente de inspiración para otras mujeres.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...