El lenguaje de las piedras esculpidas que despiertan la mente a la reflexión

“Cada bloque de piedra tiene una estatua en su interior y es la tarea del escultor descubrirla”, decía Miguel Ángel, el genio de la escultura, entre tantas otras maravillas que logró y cultivó para el mundo.
Hoy, la escultura moderna sigue una trayectoria que surgió a partir de los experimentos que establecieron artistas de avanzada y que desarrollaron el cubismo, futurismo, abstracción, surrealismo y más. 
Pero también las estructuras pasaron a ser una “construcción” de materiales no utilizados anteriormente, lo que anunciaba el assemblage, nacido hacia fines de los ‘50.
En esa línea contemporánea trabaja el escultor salteño Cenrique Valdez, y aunque principalmente la piedra es su material favorito, también modela otros elementos de la naturaleza. Como una cocreación que hizo con su par Toomas Altnurme, que trabaja en los Emiratos Árabes y Europa, y juntos intervinieron un árbol caído de 20 metros en Estonia, de donde es ese escultor.
La mayor parte de sus trabajos se caracteriza por ser de gran porte, y así lo demuestra en esta nueva instalación que hizo en el Cabildo Histórico, “Desestructuración vital”, diez esculturas en una diversidad de ónix extraído de la Puna salteña. 
Estará abierta al público hasta fines de febrero, “y a partir de marzo la muestra se hará en otros lugares. Este proyecto pretende integrarse a espacios no habituales a la exposición de esculturas. El objetivo es, además, dar a ‘conocer’ este material que no se acostumbra a trabajarlo en grandes volúmenes”, explica Valdez en una charla con El Tribuno.
Indica que “esto es parte de la celebración de los 70 años del Museo Histórico del Norte, por lo que fui invitado por su director, Mario Lazarovich, con una idea de integración entre este arte contemporáneo y el museo histórico”.
La escultura es un arte puramente humana, lo encontramos prácticamente desde el mismísimo origen del hombre, porque desde siempre el hombre necesitó y tuvo la oportunidad de esculpir figuras. 


Valdez tiene años de trabajo y particularmente de esculpir enormes figuras, no obstante en ocasión de concurrir a la Bienal de Arte Dolomiti, que se realizó hace dos años justamente en la región de Los Dolomitas (Italia), llevó 25 piezas de pequeño formato en ónix azul, rojo y naranja que representan a los habitantes y animales de la Puna salteña, en lo que fue la doble oportunidad de mostrar al mundo su trabajo y la variedad de esta piedra obtenida en nuestra Puna.
“Uno va por la vida cumpliendo metas e instalándose en diferentes ambientes. Busco la apertura en galerías internacionales en las que haya capacidad de compra”, comentó en esa ocasión Valdez y remarcó entonces que “los escultores trabajan hasta que se mueren, son obreros del arte, pero en Argentina y especialmente en Salta no hay un mercado fuerte establecido”. En ese sentido consideró que a él, como a otros artistas locales, los persigue aquel adagio de que nadie es profeta en su tierra. Sin embargo, es claro ver el esfuerzo y la creatividad permanentes en hombres y mujeres del arte

Las obras


La instalación está integrada por petroglifos y pretender ser una manifestación de comunicación cultural de los pueblos que habitaban está región. “La composición, realizada en piedra ónix, interactúa en una comunicación que interrelaciona colores, formas y paisajes naturales. El objetivo de este proyecto es el entendimiento o relación artística entre el pasado y el presente. El hombre siempre tuvo la necesidad de la comunicación como vínculo, algo que viene del principio mismo de la creación. Y es lo que a través del trabajo en la piedra busco transmitir”, dice Valdez.
Este escultor tiene un interesante bagaje de simposios, premios, exposiciones y muestras en el país y el exterior. La última fue en 2018 en la Bienal de Arte Dolomitas, en Italia. Antes estuvo en la Exposición de Caransebes, Rumania; 24° Simposio en Piedra Galilea, en Israel, 12ª Exposición Internacional Simposio Escultura. Changchun, China;
Escultura de piedra en Macit hotel Ozcan Spor Kompleksi. Mersin, en Turquía;
Esculturas de madera en Tartu, Estonia, donde expuso en tres ocasiones; 34º Internacional de Escultura de Nieve, Carnaval de Quebec, en Canadá; Exposición Internacional de Esculturas en Putaendo, Chile y en la Universidad de Santa Cruz de la Sierra, en Bolivia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Cultura

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...