Lo esperó en un barrial y lo asesinó a  puñaladas en Colonia Santa Rosa

Cerca de las 20 del martes en una calle inundada en villa Manero de Colonia Santa Rosa, en el norte de Salta, un joven asesinó a un trabajador que regresaba a su domicilio sin más palabras que una provocación abierta y pública, tanto que el suegro de la víctima escuchó al parecer el preámbulo de un crimen sin palabras.

La policía recibió el alerta poco después de las 19.30 y ya en el lugar entrevistaron al padre de la víctima Lautaro Noguera (26).

De esa manera se estableció que minutos antes de la llegada del joven Noguera, frente a su domicilio se había estacionado un vehículo marca Renault Oroch de color gris.

Cuando el joven llegó al lugar, desde el vehículo descendió un tal Wilson Montenegro (29) y tras una amenaza o murmuración lo atacó casi por la espalda con un arma blanca en la zona del abdomen.

El sujeto huyó peatonalmente y poco más adelante se subió a la camioneta Renault que era manejada por otro sujeto que presenció la ejecución y prestó apoyo para intentar la impunidad.

Tras el alerta de los vecinos y familiares llegó una ambulancia del hospital zonal y trasladó al lesionado hacia el nosocomio y posteriormente hacia el hospital San Vicente de Paúl de Orán, donde falleció.

La fiscal Penal de Graves Atentados Contra las Personas ordenó detener al homicida identificado y a su cómplice, y solicitó al personal de Bomberos que traslade el cuerpo hacia la ciudad de Orán para la autopsia de rigor.

El vehículo

Inmediatamente, personal de la Brigada de Investigaciones, con el apoyo de fuerzas federales ubicadas en las rutas nacionales, intentaron dar con el vehículo en fuga.

Se verificaron las cámaras y se informó que había una ubicada en calle Los Jesuitas y avenida 20 de Febrero. El seguimiento muestra a los prófugos en dirección al paraje El Saucelito.

La búsqueda de los asesinos se encaminó cuando una llamada al 911 ubicó a uno de ellos cerca de la capilla Medalla Milagrosa.

Fuentes del norte salteño indicaron anoche que antes del desenlace final, el victimario, ya armado con la daga, lo había invitado a pelear al joven trabajador que llegaba a su domicilio. La negativa de este fue contestada con una artera e inexplicable puñalada.
 

A las 4.25 se logró dar con el criminal circulando por un barrio periférico y las llamadas daban cuenta de que vestía una remera negra, pantalón jeans y gorra negra. De esa manera fue cercado, pero el criminal salió de entre las malezas y huyó hacia una vivienda, en donde fue reducido en el interior de una letrina.

En tanto su cómplice; Leandro Néstor Cruz, recién a las 7 de la mañana fue detenido por orden judicial, bajo los cargos de encubrimiento agravado de homicidio y el secuestro de la camioneta que él conducía al momento de los hechos.

La camioneta también fue secuestrada y se descubrió que la misma pertenece a un familiar directo de Wilson Montenegro y que tanto Wilson como Leandro Cruz poseían cédulas azul para conducir el vehículo.

La poca información sobre el crimen fue el comentario de las redes sociales ayer en el pueblo norteño.

El móvil del atentado y la forma en que se consumó el mismo dio pie para diversas hipótesis. En las próximas horas los detenidos dirán su verdad.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...