Advierten que el 17% de los argentinos no sabe que tiene VIH

Ya pasaron 40 años del primer caso. En la actualidad, hablar de VIH/Sida ya no es tabú, pero sin embargo y según lo advierten desde los centros de atención médica pública y privada, sigue generando discriminación. Tal vez siga siendo este el punto clave que no permite avanzar, como se quisiera en la detección temprana de esta dolencia, para evitar así la proliferación de casos y las patologías que trae de la mano del VIH. 

Desde el Ministerio de Salud de la Nación confirmaron a El Tribuno, que a nivel nacional, se estima que 140 mil personas tienen el virus, aunque un 17 % de ellas lo desconoce.  Por año se producen un promedio de 4.500 nuevos casos, diagnosticándose 2,4 varones con VIH por cada mujer con el virus. Este es el registro que desde la cartera nacional se logró realizar en 2021.

En cuanto a la oportunidad del diagnóstico, el 29,9 % se realiza en una etapa avanzada de la infección: el 31,1 % en los varones, 27,2 % en las mujeres y 25 % en las mujeres trans. La tasa de mortalidad por patologías asociadas al VIH, si bien tuvo importantes cambios en los últimos 10 años, continúa con la tendencia al descenso ubicándose en 2,81 cada 100 mil habitantes en 2019.

La principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales sin uso del preservativo (98%). Entre los varones, el 63 % se infecta durante prácticas sexuales con otros varones y casi el 36 % durante relaciones sexuales con mujeres.

En lo que va del año, en Salta se diagnosticaron más de 350 personas con VIH. El 65% son varones y el 35%, mujeres. El grupo mayoritario con diagnósticos positivos es el comprendido entre los 30 y los 39 años. 
 

Entre las seis provincias con más casos

El Boletín 2020 realizado por el Ministerio de Salud de la Nación muestra la cantidad de casos que se presentaron a nivel nacional. En aquel momento los casos eran 136 mil. Tristemente, Salta se encontraba en aquel momento dentro de las seis provincias con más casos, pero más preocupante resulta si se tiene en cuenta la población sobre las que se presentaron los casos de VIH, y cuántos fueron los diagnósticos tardíos. 
El primer sitio fue para Buenos Aires, con una población de 17.370.144 personas presentó 1127 casos, delos cuales el 34,2 por cientos tuvo diagnóstico tardío. 


Le siguen los 24 partidos del Gran Buenos Aires, con una población de 11.142.882, que detectó 731 casos, un 33% con diagnósticos tardío. 
A continuación se registraron 573 casos en la CABA con una población de 3.072029, con 28,2 por ciento de casos detectados tarde.
En el resto del país, Córdoba tuvo un total de 395 casos sobre  una población de 3.722.332. En estos casos, el 30,1 por ciento llegó con diagnóstico tardío.

Le sigue Mendoza que sobre una población de 1.969.982 registró 306 casos, de los cuales 23,1% tuvo diagnóstico tarde. 
Finalmente Salta, que con una población de 1.406.584 personas tuvo 275 casos, y 35,2 llegaron a saber que tenían VIH con un diagnóstico tardío. 


 

El objetivo: la detección temprana

“Si algo aprendimos en estos 40 años es que la epidemia del VIH no hace más que reproducir la desigualdades preexistentes: económicas, sociales y culturales. No podremos controlar el VIH sin hacer frente a las inequidades. Sobre todo, de aquellas poblaciones más afectadas por el virus. Nos urge tomar las medidas políticas, económicas y sociales necesarias para proteger los derechos de todas las personas y, en especial, de aquellas menos favorecidas. Como también, hacer frente al estigma y la discriminación que aún afecta a muchas personas. La respuesta es hoy”, afirma Leandro Cahn, director Ejecutivo de Fundación Huésped, ante la presentación de la campaña VIHgente.

Argentina cuenta con test y tratamiento para el VIH gratuito y universal, recordó la Fundación Huésped. “Que las personas puedan conocer su serología para luego acceder a un tratamiento que les permita mantener una buena calidad de vida es el pilar fundamental de las estrategias para terminar con la epidemia”, indicó. 

“A esto se suma que sabemos que Indetectable es igual a intransmisible, es decir, que una persona en tratamiento que mantiene su carga viral indetectable de manera sostenida no transmite el virus por vía sexual. Entonces, nos preguntamos cómo todavía alrededor de 2 de cada 10 personas que viven con VIH no lo saben”, advirtió Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped.

“Es necesario que los servicios de prevención y tratamiento del VIH estén al alcance de todas las personas. Para eso, debemos superar las barreras de acceso, así como el estigma y la discriminación”, concluyó el especialista.

Qué es el Indetectable

Se habla de “Indetectable” cuando, a partir de una correcta adherencia al tratamiento antirretroviral, se logra evitar la replicación del virus y se disminuye su cantidad en sangre hasta niveles que no pueden ser detectados por análisis convencionales. Alcanzar ese estado no significa haber eliminado el virus. Cuando una persona con VIH en tratamiento mantiene una carga viral indetectable durante al menos seis meses, no existe posibilidad de transmisión del virus por vía sexual.

Esta iniciativa, generada a partir de evidencia científica sólida, es respaldada por organizaciones de la sociedad civil y por entidades científicas internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro de Control de Enfermedades y Prevención de Estados Unidos (CDC, del inglés Centers for Disease Control and Prevention), la Sociedad internacional de Sida (IAS, por sus siglas en inglés), la Asociación Internacional de Proveedores de Atención al Sida (IAPAC), el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA), entre otras


Definiciones para recordar

El Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH o HIV, por su sigla en inglés) es un virus que afecta al sistema inmunológico.
Una vez debilitado por el VIH, el sistema de defensas del cuerpo permite la aparición de enfermedades. Esa etapa avanzada de la infección por VIH es la que se denomina Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (sida), es decir, no toda persona con VIH tiene sida, pero sí toda persona que presenta un cuadro de sida, tiene VIH. 
Aunque una persona con VIH no necesariamente desarrolla síntomas o enfermedades, puede transmitirlo, por eso es importante testearse y recibir un tratamiento. 
El Tratamiento Antirretroviral Altamente Activo, una combinación de diferentes medicamentos, no cura la infección, pero evita que el virus se multiplique y que destruya las defensas del cuerpo. 
El tratamiento es crónico y debe cumplir según indicaciones médicas. Si el tratamiento se mantiene de forma correcta en el tiempo, las personas con VIH tienen una calidad y expectativa de vida similar a quienes no tienen el virus.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...